La Verdad

Sánchez sitúa el momento de su dimisión cuando haya «una imputación formal»

Pedro Antonio Sánchez recibe saludos a su llegada a la Junta Directiva del PP de ayer tarde.
Pedro Antonio Sánchez recibe saludos a su llegada a la Junta Directiva del PP de ayer tarde. / G. Carrión
  • Pide a Ciudadanos que «sea justo» y que no le exija la renuncia de inmediato si es citado a declarar ante el magistrado del TSJ

Pedro Antonio Sánchez sostiene que su dimisión como presidente de la Comunidad Autónoma debería producirse, si se diera el caso, en el momento en el que se produzca una imputación formal por parte del Tribunal Superior de Justicia, y no cuando fuera citado a declarar como imputado, como señala el pacto que firmó con Ciudadanos. Ante los frentes judiciales abiertos por la 'Operación Púnica' y el 'caso Auditorio', el jefe del Gobierno regional expuso por vez primera dónde debería estar a su juicio la línea roja para asumir responsabilidades políticas. La imputación formal a la que aludió se produciría probablemente al inicio de la fase de procesamiento, una vez terminada la investigación, que desembocaría en el juicio oral.

En una entrevista a la Cadena Cope, recalcó que «el motivo de dimisión debe ser cuando haya una imputación formal», a lo cual se comprometió si llega el caso. «Por encima de cualquier estrategia partidista creo que hay que exigir que seamos justos». Hizo referencia al auto sobre la trama de la 'Púnica' del juez Eloy Velasco, que le atribuye la posible comisión de los delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada. Pidió a Ciudadanos que «sea justo, porque si tengo la oportunidad de ir a declarar para aclarar el asunto, creo que eso no es un motivo de dimisión», subrayó.

Apoyo del Senado a Barreiro

Volvió a insistir en que «nunca, y nunca es nunca», firmó un contrato ni pagó, ni facturó, ni aceptó ninguna de las ofertas que le hicieron desde la trama 'Púnica'. Desveló que no sale de su asombro por este auto, «porque no hay nada, pero ni ahora ni nunca». Al ser preguntado si el juez Velasco está imputando un presunto delito de pensamiento o de intención, Sánchez imaginó que «esa es la intención que tenía.

«Solo se nos puede acusar de haber escuchado ofertas. Se nos dice a los políticos que tenemos que recibir a todo el mundo y solo escucho y luego tomo decisiones, que fue no hacer nada». Añadió que «el fiscal Anticorrupción, y cuatro fiscales jefe de las cuatro salas de lo Penal del Tribunal Supremo, dicen, opinan, que efectivamente no se firmó nada, no hubo ningún tipo de contrato y, por tanto, consideran que no se debe investigar porque está acreditado lo que yo estoy diciendo». Fuentes de la Fiscalía General del Estado indicaron que no sabían a qué se refería Sánchez al hablar de un pronunciamiento de cuatro fiscales jefe. Precisaron que no existen cuatro salas de lo Penal en el Supremo. Sobre la oposición, el presidente manifestó que el pasado lunes algunos estaban «casi en éxtasis porque en el fondo no les interesa saber la verdad», sino tratar de ganar con «la pena del telediario». Insistió en que PSOE y Podemos de la Región de Murcia «ven en esto una oportunidad política ruin, bajo mi punto de vista».

El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro Fernández, defendió la presunción de inocencia de Pilar Barreiro, relacionada con el 'caso Púnica', y se mostró confiado en que el asunto volverá a archivarse. «Ella me ha dicho que es inocente, que no hay nada raro. No tengo por qué dudar de la inocencia de la senadora Barreiro».