La Verdad

La criminalidad baja, pero repuntan los robos en casas y la venta de drogas

  • Interior revela que Murcia fue la tercera comunidad autónoma que más logró reducir la delincuencia en 2016

La Región logró mejorar el pasado año sus cifras de criminalidad, que llevaban meses registrando una escalada preocupante. No en vano, Murcia cerró 2016 como la tercera comunidad autónoma en la que más bajaron las infracciones penales. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado registraron entre enero y diciembre 51.318 delitos y faltas en la comunidad, un 3,9% menos que un año antes. La rebaja prácticamente triplica la conseguida a nivel nacional -de 1,2%-. Este panorama esperanzador se ve enturbiado, no obstante, por el repunte de los asaltos a viviendas y de la venta de drogas.

El Ministerio del Interior puso ayer sobre la mesa el balance de criminalidad, en el que destaca un descenso de la delincuencia en todo el país que se torna aún más acentuado en la Región. En el caso de Murcia, esta mejoría viene marcada, sobre todo, por la rebaja de los hurtos, que cayeron un 5,7%, llegándose a registrar 15.740.

Frente a este descenso, llama la atención el aumento, de un 5,1%, de los asaltos a casas. De acuerdo a los datos recabados por el Ministerio del Interior, la Región sufrió el pasado año 5.328 robos en viviendas, una media de 14 golpes cada día. Según el informe, también el tráfico de drogas experimentó el pasado año un nuevo repunte, de un 6,5%. La Región registró una docena de homicidios y asesinatos, la misma cifra que un año antes.

El balance de criminalidad analiza los datos recabados en aquellas ciudades de más de 50.000 habitantes y esto permite conocer más a fondo el mapa territorial de la delincuencia. De este modo, se detecta que mientras que en Cartagena la criminalidad desciende hasta un 12,5% y en Lorca lo hace hasta un 10,7%, en Molina no solo es que no se rebaje, sino que aumenta hasta un 5,5% más. La capital registra un discreto descenso de un 1,5%.

En el municipio de Murcia, según refleja el informe, los robos en casas siguen siendo el principal problema, con un repunte de un 12,8%. Mejoran las cifras de daños y de robos de vehículos. En el caso de Cartagena, se disparan hasta un 15% los robos violentos o con intimidación. La lucha contra el tráfico de drogas, sin embargo, da sus frutos y estos delitos remiten un 22%.

En Molina, el aumento de la criminalidad se explica en un repunte de hasta un 33% en los delitos de tráfico de drogas. Las cifras, sin embargo, son tan bajas -pasan de tres a cuatro delitos detectados- que no resultan significativas.

Temas