La Verdad

Manuel Durán entra en una sala de comisiones.
Manuel Durán entra en una sala de comisiones. / J. M. Rodríguez / AGM

La Asamblea avala la labor de los equipos de socorro en las inundaciones del Mar Menor

  • El director general de Emergencias destaca el trabajo de coordinación de los 1.700 efectivos movilizados; la oposición le exige más medios

Todos los partidos políticos con representación en la Asamblea Regional dieron ayer una nota alta al trabajo de los equipos de emergencias y Protección Civil durante las inundaciones de diciembre. No obstante, reprocharon la falta de medios y, sobre todo, los excesos urbanísticos que, en opinión de los diputados de la oposición, se han cometido en los últimos años en el Mar Menor y contribuyeron a estancar el agua.

Así lo destacaron ayer durante la comparecencia en la Comisión de Asuntos Generales del director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias de la Comunidad, Manuel Durán, en sustitución de la consejera de Presidencia, María Dolores Pagán. Durán se ciñó a informar minuciosamente del trabajo desarrollado por 1.700 efectivos y destacó la «coordinación y la profesionalidad» de todos ellos para solventar «prácticamente sin incidencias graves» -hubo un fallecido- uno de los «mayores desafíos» a los que se habían enfrentado. Los planes de emergencias de los municipios «funcionaron correctamente».

Durán destacó que se recogieron en tres días 300 litros de agua por metro cuadrado en Los Alcázares. Esas lluvias sin precedentes «en los últimos 75 años» provocaron inundaciones, situaciones de riesgo y peticiones de ayuda al teléfono 112, que atendió 3.841 llamadas y 2.348 incidencias entre el 15 y el 19 de diciembre, la mayoría de ellas en Los Alcázares, San Javier, Cartagena y Murcia. Los servicios de emergencias rescataron a 500 personas.

La Comunidad activó el 16 de diciembre el Plan Inunmur contra las inundaciones, que dos días después alcanzó su nivel 2, momento en el que pidió ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME). Lo mantuvo hasta el 24 de enero, cuando dio por finalizada la tarea de recuperación de servicios básicos, la limpieza de calles y el reflotado de barcos hundidos en el Mar Menor.

El diputado socialista Jesús Navarro reclamó «más prevención y planificación», y destacó que el «urbanismo salvaje» potenció los efectos de las lluvias sobre viviendas situadas en zonas inundables. María Giménez, de Podemos, coincidió en ello con Navarro y exigió cambios en la planificación urbanística porque los episodios tormentosos serán cada vez más frecuentes por el cambio climático, auguró.

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, destacó la «falta de medios» de bomberos y Protección Civil, pero reconoció el «buen trabajo» realizado ante una situación excepcional. Además, Mónica Meroño, del PP, resaltó la labor realizada para alertar a la población.