La Verdad

Andrés pedirá responsabilidad penal a la empresa del portero

video

Andrés Martínez llegando ayer al forense con familiares. / V. Vicéns

  • Su letrado asegura que el local «no adoptó las medidas necesarias» para evitar la agresión y exigirá a la juez que también se le investigue

A Andrés Martínez, el joven que quedó en coma tras recibir el brutal puñetazo de un portero en Murcia, le queda aún un largo camino por recorrer. Con la cabeza cubierta por una capucha y sentado en una silla de ruedas, este vecino de Alcantarilla se acercó en la mañana de ayer al Instituto de Medicina Legal de Murcia para someterse a un examen médico. Los forenses deberán remitir en los próximos días a la juez instructora un informe sobre el estado de salud del joven y la pérdida de memoria que asegura sufrir.

Andrés, que no quiso realizar declaración alguna, permaneció cerca de una hora y media en el centro, al que llegó arropado por familiares. Su letrado, Francisco Adán, explicó que los jueces calculan que el joven deberá afrontar una recuperación de aproximadamente un año de duración.

La víctima de este suceso, que conmocionó a la sociedad murciana, se está sometiendo a una novedosa terapia de neurorehabilitacion en el hospital Virgen de la Arrixaca con la intención de minimizar las secuelas causadas por la brutal agresión. Por el momento, sin embargo, necesita moverse en silla de ruedas cuando afronta trayectos largos, porque sufre cansancio y mareos, y padece insomnio.

El letrado del joven avanzó, además, su intención de solicitar responsabilidades penales al local 609, perteneciente al grupo empresarial en el que los tres porteros investigados prestaban sus servicios y en el que se iniciaron los hechos. Fue la última reforma del Código Penal la que abrió la puerta a la posibilidad de que las empresas tengan que responder penalmente por la actuación de sus trabajadores. Adán recalcó que «consideramos que no se adoptaron las medidas necesarias para controlar a sus porteros».

La magistrada Olga Reverte, que instruye este caso, citó la pasada semana a Andrés Martínez para escuchar su versión de los hechos, pero este apenas pudo aportar nada nuevo al caso ya que sufre amnesia. El joven, según remarcó su letrado, no se acuerda absolutamente de nada del día de la agresión. Su último recuerdo es de la jornada previa a su encuentro con el portero, cuando estuvo moviendo una carga de leña.

La familia se opone a que el autor del puñetazo, Hristo I., sea puesto en libertad provisional, tal y como ha solicitado su defensa, alegando que existe riesgo de fuga. Según precisó esta parte, al búlgaro se le ha abierto un procedimiento administrativo para su expulsión del país.

Temas