La Verdad

Martínez-Maíllo: «El PP tiene una estabilidad que no tiene ningún otro partido»

fotogalería

Fernando Martínez-Maíllo, este sábado, en Beniaján. / Javier Carrión / AGM

  • El vicesecretario general de Organización de los populares subraya los problemas internos de PSOE y Podemos, y ha reiterado que su formación «está unida» y «centrada en los intereses de España y no en los particulares»

El vicesecretario general de Organización y Electoral del PP Nacional, Fernando Martínez-Maíllo, dijo este sábado en Murcia que el PP es "una referencia de estabilidad y confianza que no tiene ningún otro partido".

Durante unas jornadas de convivencia del PP, programadas para el pasado diciembre pero que se suspendieron por las lluvias e inundaciones que afectaron a gran parte de la Región, Martínez-Maíllo hizo referencia a los problemas internos de PSOE y Podemos, y reiteró que el PP "está unido" y es el partido "del saber estar, de la estabilidad y está centrado en los intereses de España y no en intereses particulares".

A su juicio, frente a las divisiones entre nuevos y viejos partidos ha quedado demostrado que un partido como el PP, con muchos años de historia, ha sabido estar a la altura de las circunstancias y "eso lo han sabido valorar los españoles y por eso el Partido Popular ha ganado las elecciones".

El líder popular también hizo referencia a la legislatura iniciada y dijo que es consciente de que será "complicada" porque el PP está en minoría, y hay que aprobar proyectos como los Presupuestos Generales del Estado o el sistema de financiación autonómica, que necesitan del apoyo de otras fuerzas políticas.

"Buscamos estabilidad pero estamos en minoría, por lo que también es responsabilidad de otros partidos sacar adelante proyectos como el de los Presupuestos Generales del Estado", dijo.

Además de Fernando Martínez-Maíllo, asistieron a estas jornadas, celebradas en la pedanía murciana de Beniaján, el presidente regional, Pedro Antonio Sánchez; el presidente del PP de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y el alcalde de Murcia, José Ballesta, junto con el resto de primeros ediles del PP y cargos públicos en la Comunidad, así como cerca de 2.000 militantes y simpatizantes.