La Verdad

El acusado de matar a un marroquí con una hoz afronta una pena de 15 años de prisión

Agentes de Policía Judicial señalizan la zona donde se produjo el crimen.
Agentes de Policía Judicial señalizan la zona donde se produjo el crimen. / EFE
  • El fiscal reclama además una indemnización de 120.000 euros al presunto homicida, Juan U. A., que empezará a ser juzgado el lunes

Un tribunal popular comenzará a juzgar, a partir del lunes, a Juan U. A., un joven acusado de matar con una hoz a Samir A., un marroquí, en el transcurso de una pelea a las afueras de la discoteca Caracas, en el polígono industrial de Los Alcázares. El fiscal solicita que al procesado, que resultó herido también en la refriega, se le imponga una pena de 15 años de prisión por un presunto delito de homicidio. Reclama, asimismo, que indemnice al padre del fallecido con 120.000 euros.

Los hechos, según explica el representante del Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales, se produjeron en la madrugada del 28 de agosto de 2015. Juan U. A. se encontraba en la zona con su tío, junto a un coche propiedad de un familiar de ambos, e iniciaron una discusión «de escasa entidad» con un grupo de jóvenes marroquíes.

A raíz de esta pelea, el acusado se acercó, al parecer, al maletero del automóvil, sacando una hoz y un bastón con flecos. Con estos instrumentos, según sostiene el fiscal, se acercó a Samir A., uno de los magrebíes, y «con la clara intención de acabar con su integridad física», le asestó un primer golpe con la hoz en el brazo izquierdo, causándole varias heridas de similares características. Una de estas lesiones, según refiere el fiscal, ya comprometió la vida de la víctima, al seccionarle vasos sanguíneos importantes.

Ante este ataque, Samir A. comenzó presuntamente a lanzar piedras y botellas contra el acusado y su tío mientras estos se montaban en el vehículo. En ese momento, Juan U. se volvió a acercar a la víctima y le clavó una segunda vez la hoz en el tórax, persiguiéndole. En ese momento, según refiere el fiscal, el procesado cayó al suelo y Samir A. aprovechó la ocasión para arrebatarle la hoz y clavársela en la espalda. «Llévame al hospital, que este me ha matado», escuchó un testigo que este le decía a su primo. El acusado tuvo que ser intervenido de urgencia en el hospital Los Arcos del Mar Menor por una perforación de pulmón y una bisección aórtica. Samir A. falleció poco después por el golpe recibido en el tórax.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial, con sede en Cartagena, iniciará en la mañana del lunes el juicio contra el presunto homicida. Una vista que está previsto que se prolongue hasta el miércoles y en la que declararán varios amigos de la víctima y su novia, además del tío del acusado y de los policías locales y los investigadores de la Guardia Civil que llevaron el caso. Además, intervendrán en la vista los médicos forenses que realizaron la autopsia al fallecido.

Según recoge el escrito de la Fiscalía, el acusado de este crimen solo estuvo privado de libertad cuatro días. Tras los hechos, declaró ante el juez de instrucción y explicó que iba muy bebido y que solo recuerda que le dieron una cuchillada.