La Verdad

Los hombres de entre 46 y 65 años son los más vulnerables al alcohol

Reunión de Alcohólicos Anónimos, durante una terapia.
Reunión de Alcohólicos Anónimos, durante una terapia. / V. Vicéns / AGM
  • Casi dos de cada diez varones en este grupo de edad son consumidores de riesgo, según un estudio de la UMU y la Consejería

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Los hombres de entre 46 y 65 años son los más vulnerables al alcohol, según una tesis doctoral realizada por la socióloga Berta Medina Infante en la Facultad de Medicina de la UMU a partir de datos recopilados en centros de salud de toda la Región a través del programa Argos, de prevención de las drogodependencias. Según las conclusiones de este estudio, el 17,6% de los varones de entre 46 y 65 años son consumidores de riesgo, una situación en la que también se encuentran el 7,8% de las mujeres de esa edad.

Berta Medina, que trabaja en la Unidad de Coordinación Regional de Adicciones de la Dirección General de Salud Pública, ha buceado en los datos de los cuestionarios que médicos de familia de toda la Región realizaron a 2.286 pacientes en sus consultas en el marco del programa Argos, destinado a prevenir la adicción al alcohol y drogas. De ese cuestionario se deduce que el grupo de edad de entre 46 y 65 años concentra al mayor número de bebedores de riesgo, aquellos que consumen más de 17 unidades de alcohol a la semana (si son mujeres) o 21 si son hombres. Una caña o una copa de vino sería una unidad, mientras un cubata representaría dos unidades.

El segundo grupo de edad con más consumo de alcohol es el que va de los 31 a los 45 años. Aquí la brecha de género se reduce: el 9,2% de los varones beben por encima de los parámetros considerados de riesgo, un porcentaje que se queda en el 7,8% en el caso de las mujeres. Mientras, el 8,3% de los chicos de 18 a 30 años y el 4,1% de las chicas son consumidores de riesgo. El estudio no incluye datos relativos a alcohol y menores.

Sin percepción de peligro

«Que una persona sea consumidora de riesgo no significa necesariamente que tenga un problema de alcoholismo, pero sí que puede tenerlo ante cualquier circunstancia adversa que se produzca», explica la autora del trabajo, Berta Medina.

Las pautas de consumo son diferentes según la edad: los mayores de 46 años beben más en días laborables que las personas más jóvenes, que tienden a consumir en fines de semana. Sin embargo, uno de cada diez bebedores mayores de 46 años suma el consumo diario a episodios de 'bringe drinking' o atracón de alcohol.

Del total de 2.286 pacientes de centros de salud de toda la Región que realizaron el cuestionario, el 11% (259) fueron catalogados como bebedores de riesgo. Sobre ellos se actuó de forma individualizada, con una segunda visita a la consulta del médico de familia en la que se planificó la intervención a seguir.

«Una de las principales conclusiones del proyecto es que las personas que son consumidoras de riesgo subestiman los efectos perjudiciales de esa situación, y no tienen conciencia de que representa un problema de salud», explica Berta Medina. El alcohol no solo es legal sino que está socialmente aceptado y bien considerado. Ante cualquier consumo equivalente de otra sustancia, la percepción de riesgo sería mucho mayor. La tesis doctoral de Berta Medina, que ha sido calificado con sobresaliente 'cum laude', ha sido dirigida por Alberto Torres, profesor de la Universidad de Murcia y jefe de Medicina Preventiva del Hospital Reina Sofía, y por Miriam Moñino, también profesora del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UMU.