La Verdad

Un pasillo de Urgencias de La Arrixaca, ayer lleno de camas.
Un pasillo de Urgencias de La Arrixaca, ayer lleno de camas. / LV

El colapso en La Arrixaca y el Morales Meseguer obliga a suspender cirugías

  • Unas 15 intervenciones han sido anuladas en la última semana en ambos hospitales

La ausencia de camas libres en los principales hospitales de la Región por el colapso que sufren desde principios de semana ha llevado a la suspensión de unas 15 operaciones. La dirección de La Arrixaca anuló ayer cinco intervenciones quirúrgicas, mientras el Morales Meseguer desprogramó otras tres, que se suman a las suspendidas en días anteriores. Este último centro hospitalario ha optado por cerrar los quirófanos en horario de tarde ante la falta de camas disponibles.

Según explicó la directora general de Asistencia Sanitaria, Mercedes Martínez-Novillo, en La Arrixaca se anularon dos intervenciones de Digestivo (entre ellas una reducción de estómago a un paciente de obesidad mórbida), una de Urología, otra de Traumatología y una última de Otorrinolaringología. En total, cinco pacientes que habían ingresado para entrar en el quirófano tuvieron que volverse a casa sin ser operados por falta de plazas libres en el servicio de Reanimación. Mientras, en el Morales Meseguer se desprogramaron tres intervenciones de Traumatología que se iban a llevar a cabo por la tarde. En este caso, los pacientes afectados fueron avisados antes del desplazamiento al centro hospitalario.

La situación sigue siendo complicada en los servicios de urgencias de los hospitales, aunque la acumulación de enfermos pendientes de traslado a planta es inferior a la que se produjo a principios de semana. Así, 33 personas esperaban su ingreso en La Arrixaca ayer a primera hora, cuando el martes se superaron los 50. En el Morales Meseguer eran 28 los pacientes que ayer amanecieron sin cama disponible en planta. El peor día para este hospital fue el miércoles, cuando se llegó a 36 enfermos sin cama.

Pacientes tanto de La Arrixaca como del Morales Meseguer han superado en los últimos días las 24 horas de espera para el traslado a planta. Según fuentes sanitarias, se han llegado a acumular 48 de esperas en algún caso, si bien de forma excepcional. La situación en el Santa Lucía no es mucho más desahogada. A las tres de la tarde de ayer todavía permanecían, en su servicio de urgencias, 22 pacientes a la espera de ingreso.

La directora de Asistencia Sanitaria, Mercedes Martínez-Novillo, confirma que se está produciendo un aumento de casos de gripe, que ha entrado ya en su fase epidémica. Al virus se suman enfermedades respiratorias cuya incidencia aumenta todos los inviernos.

SPS: «Falta de planificación»

La situación en los servicios de urgencias de la Región ha desatado la polémica esta semana. La Asociación de Usuarios de la Sanidad exige a la Consejería «que aumente su capacidad de respuesta en vez de disminuirla», y considera que situaciones como las de esta semana «serían perfectamente prevenibles con una adecuada coordinación de recursos y una planificación que incluyera aumento de medios personales». También el Sindicato Médico, el PSOE y Podemos culpan de la saturación a «la falta de planificación» y a los recortes en personal. A las críticas se sumó ayer el Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS). Su secretario de Acción Sindical, Jesús Gómez, achacó el colapso «a la ausencia de previsión, los recortes y la falta de camas y profesionales». El SPS se preguntó «qué ocurrirá cuando llegue el pico de la epidemia, si cuando todavía estamos en su inicio se produce este colapso».

Sanidad responde, ante las críticas, que las plantillas se han reforzado con 167 profesionales, mientras se han habilitado 227 camas adicionales. La situación de colapso se repite prácticamente en toda España. La peor parte se la llevan de momento las regiones del norte.