La Verdad

Acusan a Satse de montar «una trama» para controlar los colegios oficiales

  • Además de los dirigentes murcianos, un centenar de militantes de toda España se colegiaron en Madrid, denuncia Amelia Corominas

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Los dirigentes de Satse en la Región no han sido los únicos en colegiarse en Madrid pese a no ejercer ni residir en la capital de España. Según denunció ayer el Colegio de Enfermería de Murcia (Coemur), que preside Amelia Corominas, casi un centenar de militantes del sindicato de diferentes comunidades autónomas se han afiliado al Colegio de Madrid (Codem), cuya directiva es considerada afín a Satse. Coemur denunció, a través de un comunicado, una «trama» para «conseguir de forma antidemocrática el control de los colegios de Enfermería».

'La Verdad' desveló ayer que al menos siete dirigentes de Satse en la Región se han colegiado en Madrid. La lista la encabezan el secretario general autonómico, José Antonio Blaya; el vicesecretario general, Jesús Carrillo, y el secretario de Acción Sindical, Luis Esparza. A ellos se suman cuatro delegados sindicales.

El Colegio de Murcia mostró su «indignación» ante estos hechos y acusó a los dirigentes de Satse de colegiarse en Madrid «con el único objetivo» de apoyar en las asambleas las polémicas decisiones de la junta directiva de Codem. Tanto José Antonio Blaya como Luis Esparza han admitido a 'La Verdad' que el pasado mes de diciembre participaron en una junta general que cambió los estatutos de la institución, dejando a los enfermeros de Madrid sin voto directo en las asambleas. De nada sirvió la movilización de las asociaciones de Enfermería críticas. La nutrida presencia de afines a la directiva, entre ellos los militantes murcianos de Satse, permitió aprobar los nuevos estatutos.

José Antonio Blaya, que niega las acusaciones, justifica su colegiación en Madrid porque allí «las cuotas son más baratas», algo que el Colegio de Murcia desmintió ayer. Blaya también asegura que en Madrid los enfermeros tienen más servicios, como «invitaciones para el circo». El Colegio murciano mostró su perplejidad ante estas declaraciones: «Un circo es en lo que están convirtiendo a la profesión estos autoproclamados representantes enfermeros, que a cada paso quedan más desacreditados social y profesionalmente».

El Colegio de Murcia teme que Satse pretenda hacer en la Región lo mismo que en Madrid, buscando una colegiación masiva para intentar descabalgar a la actual presidenta, Amelia Corominas. En este sentido acusa al sindicato de actuar «en connivencia» con el Consejo General de Enfermería, que ha dictaminado la disolución de la junta que preside Corominas por supuestas irregularidades en la convocatoria de elecciones, unas anomalías que el Colegio niega.