La Verdad

La familia de la menor fallecida que denunció acoso escolar critica la actuación del instituto

Familiares de la menor, este jueves, en el tanatorio.
Familiares de la menor, este jueves, en el tanatorio. / Edu Botella
  • La Policía Nacional investiga las causas del suicidio de la niña mientras su entorno asegura que el IES Juan de la Cierva de Murcia, en el que sufría 'bullying', se negó a elaborar un informe necesario para tramitar el cambio de centro

La Policía Nacional investiga el suicidio de una niña de trece años de Murcia, presunta víctima de acoso escolar, que se quitó la vida en la tarde del pasado martes en su domicilio de la pedanía de Aljucer, informaron fuentes policiales.

El Grupo de Menores de la Policía se ha hecho cargo de este caso, y tras la toma de declaración a los padres este miércoles, recabará en las próximas horas las del entorno familiar de la pequeña, así como entre sus compañeros y profesores del instituto de Secundaria Francisco Cascales de Murcia, donde estudiaba este curso y al que llegó procedente del centro Ingeniero de la Cierva, de Patiño.

Según las fuentes, la Policía no tenía constancia hasta el fallecimiento de que existiera acoso escolar porque no se había presentado ninguna denuncia en comisaría. La niña será incinerada este jueves en el tanatorio Arcoiris de la capital murciana.

El caso de acoso se produjo hace un año, cuando la menor estudiaba en el instituto Juan de la Cierva, según informó una portavoz de la familia, que prefirió mantener su anonimato.

Un grupo de niños comenzó a acosar a la pequeña, y según las mismas fuentes, la situación llegó a ser conocida por el centro, aunque no se le comunicó a los padres, y así continuó hasta que en el mes de mayo del pasado año la niña se lo contó a sus progenitores. Estos denunciaron la situación en el centro, que abrió expediente e incluso expulsó unos días a algunos de los implicados.

Los padres de la fallecida solicitaron al instituto un informe sobre la situación con el que poder tramitar una petición de cambio de centro en Educación. Pero según denuncia la familia, el instituto se lo negó.

Sin embargo, como la menor se encontraba en tratamiento psicológico, los padres lograron un informe de la psicóloga que la trataba con el que pudieron acudir a la inspección de la Consejería de Educación, que convocó una comisión y en apenas unos días ordenó el cambio de centro.

Fuentes de la Consejería de Educación informaron de que el pasado mayo la familia solicitó el cambio de centro y, tras estudiar el caso, admitió el traslado, con lo que la niña pasó del Instituto Ingeniero Juan de La Cierva de la pedanía de Patiño al Licenciado Francisco Cascales de la capital.

La consejera María Isabel Sánchez-Mora lamentó este jueves "profundamente" esta situación y quiso dar sus condolencias a la familia. También resaltó que es un caso que se está investigando, y pidió respeto "en todo momento" ante el secreto de sumario, "que el hecho es muy reciente y la intimidad de la familia y esta menor".

Una vez en el Cascales, la menor pudo alejarse de sus acosadores y se borró de algunos grupos de WhatsApp en los que participaban alumnos del anterior centro, sin que la familia tenga constancia de nuevos episodios de acoso.

Educación, que pidió respeto porque el caso está siendo investigado policialmente, dijo que tras la denuncia de la situación de la menor se activaron los protocolos de actuación. "El protocolo se activó, se investigó y se tomaron decisiones en colaboración con la familia, que solicitó el cambio de centro educativo y se realizó; además, profesores y alumnos estaban implicados en apoyar y hacer un seguimiento de la joven, siempre contando con la colaboración y consideraciones de la familia", aseguraron desde la Consejería.

Así, junto a la familia y en el marco de estos protocolos, se llevó a cabo un seguimiento de la menor en su nuevo centro, y esta mañana se ha puesto en marcha el "Plan de duelo" que la consejería de Educación tiene para este tipo de situaciones para informar a los compañeros de la fallecida de lo ocurrido.

Segundo caso en menos de un mes

Se trata, según la Policía Nacional, de la segunda investigación por acoso escolar que lleva a cabo el Grupo de Menores de la Jefatura Superior de Murcia en menos de un mes tras el hallazgo a finales de diciembre, por una patrulla policial, de un joven en las cocheras del tranvía.

Este adolescente, añadieron las fuentes, comunicó a los policías su intención de quitarse la vida porque estaba siendo acosado de forma continuada por compañeros de clase a raíz de que hiciera pública su homosexualidad.

La Policía detuvo a dos adolescentes y los puso a disposición de la Fiscalía de Menores, que se ha hecho cargo de esta última investigación.