La Verdad

José Julién.
José Julién. / Nacho García / AGM

«La mejor canción, si no la lanzas al aire, no vuela y se queda muda»

  • José Julién. Cantante y compositor

Ha compuesto canciones para Jennifer Rush y adaptado la célebre 'Amigos para siempre' para el tenor José Carreras. Estos son solo dos de los éxitos que el murciano José Julién, también cantante, atesora en su haber artístico. Haber que, como sucede a tantos en su Murcia natal, a la que ha regresado después de actuar en todo el mundo, pocos conocen y menos admiran. Formado en Alemania, pronto comenzó a recibir distinciones y premios, hasta que sus apariciones en las cadenas de televisión germanas se convirtieron en habituales. Como también actuó en Televisión Española, Televisa de México y otros canales de Austria y Suiza. Ahora prepara un nuevo disco, que se sumará a los seis 'singles' y cuatro álbumes grabados también en Alemania.

¿Usted nació para ser artista?

¡Sin duda! Ahí empezó mi camino de pasión, con caídas y volver a levantarme. ¡Cuántas veces me he preguntado si esto tiene sentido! A tantas preguntas empecé a dar repuestas escribiendo mis vivencias en forma de poesías, hasta que llegó el día en que empecé a cantar para satisfacer ese impulso que sentía.

¿Y le vino bien?

Pues sí. Sentía placer y me liberaba de tensiones y 'terremotos' en mi cerebro cuando a todos esos huracanes les daba alguna forma, bien escrita o cantada, y más tarde pintando e incluso haciendo fotos. Descubrí esa ansiedad de mantener lo que sentía o veía plasmado en papel o en el carrete de mi máquina de fotos.

¿Y en qué momento preciso dio el salto al arte?

Un día estaba en Colonia (Alemania) y observé a un chico con un violín. Le pregunté dónde se encontraba el conservatorio. Quería saber si mi voz era apta para cantar. Mi profesora de canto fue la soprano Ingeborg Exner, una gran cantante de Wagner. Ella descubrió que yo era un contratenor y que el repertorio de Mozart me vendría al dedillo. Estudié con ella y me preparó para cantar 'La flauta mágica', pero mis ideas estaban muy lejos de lo que me proponía.

¿Y qué pasó entonces?

Leí en un diario alemán que en una conocida discoteca se buscaban talentos. Ni corto ni perezoso me presenté con un 'playback' prestado por una amiga cantante cubana, Margarita Cantero, quien fue finalista en el Festival de Benidorm con Raphael. Aunque ya estaba cerrado el concurso, les rogué que me dejaran cantar. Accedieron y terminaron premiándome. Por suerte, en la sala se encontraban unos productores de Emi Electrola. Allí mismo me ofrecieron un contrato.

¿En qué lugares ha actuado?

He actuado en muy diversos países y escenarios. Desde una actuación para las fuerzas de la OTAN en Portugal, a Cerdeña o Creta. También en el tristemente célebre Teatro Bataclan, en París. En otra ocasión, la embajada de Alemania me llevó a Paquistán para cantar en una fiesta del consulado en Rawalpindi. Quizá el lugar más lejano haya sido Australia.

Además es compositor. ¿Qué trabajos destacaría?

He adaptado la versión en castellano de 'Amigos para siempre' para el tenor español José Carreras ,y para mi amiga Jennifer Rush he compuesto temas como 'Nunca digas nunca' y 'Visión de ti', que la artista incluyó en uno de sus últimos discos. También he compuesto para el cantante cubano Roberto Blanco, para Margarita Cantero y Heydi Núñez. Para esta última adapté al español el 'hit' de Mick Jagger y Keit Richards 'Let's spend the night together'.

¿En qué anda trabajando usted en estos momentos?

Lo único que ocupa todo mi tiempo es dar un gran concierto benéfico en una de las grandes salas de Murcia y se va a titular 'Mi concierto para ti'. Un abanico de preciosas canciones de grandes compositores españoles, italianos y alemanes, y algunos temas propios. Es música para un amplio público: boleros, pasodobles, baladas, algún aria de una gran ópera. Creo que es un perfecto menú musical. En mi baúl tengo muchas cosas que decir, contar y cantar.

¿Cree que se debería impulsar más el trabajo de los músicos?

Creo que sí. En los medios de comunicación, por ejemplo, se deberían incluir más programas musicales y darles un espacio a los artistas de la tierra. La mejor flor, si no la riegas, pierde el perfume y la vida. La mejor canción, si no la lanzas al aire, no vuela y se queda muda.