La Verdad

Las heladas dañan la mitad de la producción de alcachofa de Lorca

Plácido Pérez-Chuecos, ayer, comprobando los efectos de las bajas temperaturas en su explotación de Marchena (Lorca).
Plácido Pérez-Chuecos, ayer, comprobando los efectos de las bajas temperaturas en su explotación de Marchena (Lorca). / P. Alonso / AGM
  • Entre el 1 y el 10 de enero se registraron ocho noches con temperaturas mínimas de hasta -4º en el Noroeste, el Altiplano y el Valle del Guadalentín

Cada noche que pasa las explotaciones del Valle del Guadalentín y de la comarca del Noroeste amanecen con más alcachofas con los tallos ennegrecidos y las hojas teñidas de marrón por las gélidas temperaturas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha detectado que entre el 1 y el 10 de enero se han producido ocho episodios de heladas en la Región, con temperaturas que han oscilado entre -4º y -1º centígrados. La zona más afectada es la comarca de Lorca, donde ya un 50% de la producción no se podrá vender en fresco y tendrá que destinarse íntegramente a la industria conservera.

«¡Hace veinte años que no recuerdo unas heladas iguales!», clamaba ayer Plácido Pérez-Chuecos, gerente de Los Plácidos. «Y llevo trabajando en la empresa familiar desde que tengo 16 años: la primera alcachofa la planté con mi padre», recordaba entre la nostalgia y la preocupación por los efectos que está causando el frío en su explotación de veinte hectáreas. «La alcachofa está debilitada», afirma. Así que de los 100.000 kilos de su producción, 50.000 irán a la industria y no podrá comercializarlos en fresco a través de las cadenas de supermercados ni exportarlos a Francia.

«El fruto está bueno; el problema es el aspecto, que impide su venta en los mercados», lamentaba Plácido a pie de explotación, en la diputación lorquina de Marchena. «Las lechugas se pueden proteger con mantas térmicas; con los cítricos se pueden quemar balas de paja, pero con las alcachofas no se pueden poner medidas». Este agricultor ha invertido en su producción 120.000 euros desde julio y ayer esperaba que la peritación del seguro compense las pérdidas. De momento tendrá que despedir a entre siete y diez empleados de la plantilla.

El responsable de Coag en Lorca, José Blas, confirmó ayer a 'La Verdad' que los técnicos de Agroseguro ya están haciendo peritaciones para valorar los daños. «Las zonas más afectadas son El Campillo, Cazalla y Torrecilla». En el término lorquino, según Blas, solo el 20% de la producción está resistiendo las heladas y podrá ser comercializada en fresco en las plazas. «Estamos preocupados con el frío porque lo va a liquidar prácticamente todo».

Los agricultores del Valle de Guadalentín suman al problema de las bajas temperaturas los efectos de la gota fría de diciembre. «Las lluvias han favorecido que aparezca la enfermedad de la roya en la alcachofa». Solo en Lorca, el 30% de la producción está afectada por ese problema y el sector quiere que la Consejería de Agricultura solicite un decreto de ayudas al Ministerio. El presidente de Coag, Miguel Padilla, reconocía que la alcachofa «es un producto sensible y a partir de los cero grados ya sufre». Padilla se consolaba con el hecho de que hay una tasa elevada «de aseguramiento» en este tipo de hortalizas. «Hay un nivel alto; entre el 70% y el 80% de la producción regional está asegurada».

El presidente de Coag alerta de que algunas hojas de las lechugas del Campo de Cartagena se han helado y, aunque no hay incidencias por ahora, «si bajan más las temperaturas se podría ver afectada la cosecha. Hay miedo a que venga aire polar porque hace daño a tajo parejo, tanto a zonas frías como a cálidas, sean hortalizas o frutales».

Viene una ola de aire polar

Marcos Alarcón, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de la Región (UPA), también reflexionaba en la línea de Padilla. «Mientras las cosas no vayan a más, no parece preocupante porque el frío viene bien a los árboles frutales, cultivos leñosos y brócoli». La Aemet recuerda que «esta semana, tradicionalmente, es la más fría del año en la Región, y se trata de episodios de heladas débiles». Las mismas fuentes anuncian que entre hoy y el viernes habrá una tregua en los termómetros porque las temperaturas no registrarán valores negativos por la noche en el Guadalentín, Noroeste y Altiplano. Sin embargo, a partir del sábado «volverán las heladas débiles».

Los peores temores de los agricultores podrían llegar la próxima semana, ya que se prevé que el anticiclón que hay frente a la costa de Portugal se desplace y ello favorezca la entrada de una ola de aire polar y la caída en picado del mercurio.