La Verdad

La Policía investiga si el marido de una embarazada la tiró desde un tercer piso

vídeo

La Policía conduce a Comisaría al marido, ayer, tras inspeccionar el piso de Murcia donde vive con su pareja. / Vicente Vicéns / AGM

  • La mujer contó primero a los agentes que su pareja la había arrojado por una ventana y luego aseguró que se había precipitado a la calle ella misma

Las dos versiones, radicalmente contradictorias, que ofreció la mujer embarazada que resultó herida en la tarde del domingo al precipitarse desde un tercer piso en el murciano barrio de Vistalegre están poniendo las cosas difíciles a la Policía Nacional. Según explicaron fuentes policiales, tras ser encontrada semiinconsciente en la calle, la joven, de 25 años y nacionalidad senegalesa, explicó a los agentes de la Policía Local que había discutido con su marido y que este la había empujado por la ventana. Más tarde, la supuesta víctima cambió su versión y aseguró a los sanitarios que la atendían en la ambulancia que había sido ella misma la que se había precipitado desde esa altura tras una pelea con su pareja.

Ante estas dos versiones, los agentes de la Policía Local decidieron detener al marido de la supuesta víctima, de 31 años y también de nacionalidad senegalesa, por un presunto delito de tentativa de homicidio, según explicaron fuentes del Cuerpo. El sospechoso se encontraba en la escalera del edificio, hablando por un teléfono móvil, y aseguró desconocer dónde se encontraba su esposa. Los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo del caso, esperaban ayer a escuchar a ambos para tomar una decisión sobre el mismo. Previsiblemente será hoy cuando los especialistas interroguen a los dos. En la tarde de ayer este equipo acudió a la vivienda para realizar una inspección ocular que aporte alguna pista.

Los hechos ocurrieron en torno a las siete de la tarde en un edificio del murciano barrio de Vistalegre, en la calle Literato Andrés de Claramonte -esquina con la calle Mariano Funes-. Unos vecinos alertaron a Emergencias al encontrarse a la víctima tendida sobre la acera en estado semiinconsciente. «Íbamos a salir de casa y escuchamos por la ventana unos lamentos cómo de alguien quejándose», explica Lourdes Miranda, una de las vecinas que encontraron a la víctima. «Al bajar a la calle, vimos a la mujer, que estaba tendida en la acera y se quejaba del dolor». Esta joven comprobó que otros vecinos habían alertado ya a Emergencias, pero no escuchó a la lesionada explicar las circunstancias que habían rodeado su caída. Este matrimonio lleva apenas unos meses residiendo en el edificio.

Según explicó otra de las vecinas, era una pareja «tranquila» a la que nunca se le había escuchado discutir. La mujer, que, al parecer, no sabe hablar castellano, apenas salía de casa y no era muy conocida en el vecindario. Su esposo sí sabe el idioma y, según explicó una vecina, es «amable y educado».

La mujer fue intervenida ayer por el equipo de Traumatología del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia de la fractura de los dos tobillos que sufrió a raíz de la caída. La joven, que tenía también erosiones y contusiones varias, permanece ingresada en el área de Maternal de este centro sanitario, donde fue trasladada tras ser atendida inicialmente en el Hospital Morales Meseguer.

Fuentes sanitarias explicaron que, tras ser valorada en la puerta de urgencias del Maternal, los médicos descartaron que la mujer, embarazada de cuatro meses, sufra, de momento, alguna complicación en la gestación. La Policía aguarda su recuperación para escuchar su versión y tratar de arrojar algo de luz a este caso.