La Verdad

Un error informático del sistema paraliza los juzgados de la Región

  • El problema puede estar en el servidor único de la Comunidad instalado hace unas pocas semanas en la Ciudad de la Justicia, para centralizar los existentes en las diferentes sedes

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia alertó al Ministerio de Justicia de graves incidencias tras registrarse este martes en la Región un fallo generalizado del sistema de gestión procesal. En concreto, el presidente del TSJ, trasladó a la Secretaría General de la Administración de Justicia, de la que depende la Subdirección General de Nuevas Tecnologías, las dificultades informáticas registradas en los once partidos judiciales de la Región, después de recabar informes de los magistrados decanos. Igualmente, ha puesto en conocimiento esta situación al Consejo General del Poder Judicial.

Los fallos del sistema han hecho que en la jornada de este martes se paralicen o ralenticen de forma acusada prácticamente todas las aplicaciones informáticas encargadas de la gestión y tramitación de la actividad judicial, incluido, en algunos casos, el sistema de grabación de vistas orales.

Según ha podido saber la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia los servicios técnicos consideran que el problema puede estar en el servidor único regional instalado hace unas pocas semanas en la Ciudad de la Justicia, para centralizar los existentes en las diferentes sedes. Para tratar de solucionarlo está prevista una intervención conjunta del Ministerio de Justicia, la Gerencia Territorial y la compañía encargada del contrato de telecomunicaciones.

Notificaciones sede electrónica

Por otro lado, el pasado 30 de diciembre la Subdirección General de Nuevas Tecnologías de la Justicia informó del despliegue de la versión Minerva 4.22. del sistema de gestión procesal, que incluye novedades como la posibilidad de recibir escritos presentados a través de la Sede Electrónica por persona física o jurídica y notificar por la misma vía a los usuarios estén dados de alta; la incorporación de nuevos tipos de comunicaciones o el cambio de la apariencia del sistema de gestión.

Tras este cambio, durante los primeros días del año se detectó que se estaban provocando problemas en el envío de notificaciones. Para solventar esta circunstancia, el Ministerio de Justicia ofreció una guía a las oficinas judiciales.

El Tribunal Superior de Justicia, tras contactos con la Secretaría de Gobierno y los colegios profesionales, volvió a exigir a la Administración prestataria de los servicios de comunicación, en el caso de la Región, el Ministerio de Justicia, para que se tomen medidas urgentes y de calado que eviten que situaciones como esta se vuelvan a producir, que generan grandes dificultades a los funcionarios de la Administración de Justicia, entorpecen la labor de abogados, procuradores y graduados sociales, y empeoran la calidad del servicio público ofrecido al ciudadano.