La Verdad

Amparo Marzal.
Amparo Marzal. / N. GARCÍA / AGM

«En diez años se ha duplicado en la Región el número de socios de Unicef»

  • Amparo Marzal. Presidenta de Unicef Murcia

Si algo sabe bien Amparo Marzal es que sumar voluntades es el único camino para alcanzar el éxito en cualquier empresa humana. No en vano esta doctora en Historia del Arte ha desempeñado muy diversos cargos públicos, desde inspectora de Educación a concejal con varias carteras en el Ayuntamiento de Murcia y diputada en Cortes por el PSOE. Ahora quizá afronta su más ambiciosa ocupación: presidir Unicef Murcia. Y no es una recién llegada. Ya en el año 2009 la institución la premió por su contribución, durante los cinco años que lideró la Dirección General de las Familias e Infancia, a la promoción de la Convención sobre los Derechos del Niño y por la creación de los Observatorios de la Infancia en las comunidades autónomas.

¿Feliz por este nombramiento?

Una gran responsabilidad y la alegría de dedicar mi esfuerzo y experiencia en la promoción y el ejercicio efectivo de los derechos de la infancia, reconocidos en la Convención de Derechos del Niño de 1989.

¿Ha pensado en alguna iniciativa para impulsar en Murcia?

En noviembre se rubrió en la Asamblea el Pacto por la Infancia para focalizar la atención en la infancia y en la adopción de medidas que permitan corregir la desigualdad en tres niveles: compromiso, datos objetivos y presupuestos. Por otra parte, cuatro municipios se han sumado al sello 'Ciudades Amigas de la Infancia' en la convocatoria de 2016: Cieza, San Javier, Lorquí y Murcia. Contábamos ya con Torre Pacheco. También Archena ha recibido una distinción de buenas prácticas.

Tras desempeñar diversas responsabilidades públicas, ¿cómo valora la actual situación política?

La crisis nos ha hecho plantearnos nuevas formas de abordar la realidad. Ha puesto de manifiesto aspectos que antes no veíamos, o veíamos solo parcialmente. La agenda social se ha descuidado. Los recortes han afectado mucho a la infancia y a las familias, la inversión se ha reducido. Tenemos ahora la oportunidad de corregirlo. Los presupuestos regionales son un espejo de lo que se quiere atender. Unicef viene insistiendo en que se evalúe el impacto de la ley en la infancia y adolescencia, lo cual está regulado ya desde 2015.

¿Es necesario impulsar la concienciación entre los murcianos hacia este tipo de instituciones?

En 2016 hemos celebrado los 70 años de Unicef. Y es importante recordar que España es hoy uno de los principales donantes, pero que durante muchos años, desde 1956 hasta los 70, fuimos receptores de ayuda. Esto permitió, por ejemplo, que más de un millón de niños españoles recibieran un vaso de leche diario, o que se erradicara el tracoma, principal causa prevenible de ceguera, en zonas endémicas como Granada, Almería y Murcia.

¿Cómo responden los murcianos?

La Región es solidaria y generosa en ayuda para emergencias y campañas específicas. También lo es de modo continuado con Unicef: En los últimos diez años se ha duplicado el número de socios, que ya alcanza los 9.000. En todas las actividades que Unicef realiza en el ámbito educativo, por ejemplo, la respuesta es muy positiva. Contamos con numerosos colaboradores que nos ayudan, con gran esfuerzo y responsabilidad.

¿Cómo se puede colaborar?

Necesitamos socios. Y multiplicar nuestro mensaje para llegar a los más vulnerables, de la mano de aliados, instituciones y personas comprometidas. Los donativos para emergencias (el terremoto Ecuador, el huracán en Haití, la crisis en Siria...) han supuesto en 2016 más de 120.000 euros. El Gobierno regional ha aportado 30.000 euros para los afectados por el huracán en Haití. También el Ayuntamiento de Murcia ha donado fondos de emergencia para Ecuador y la país caribeña.

¿Qué mensaje enviaría a los murcianos?

Todos somos sensibles a la desigualdad y al sufrimiento de los menores. Seamos proactivos: toda contribución suma. La esperanza del mundo descansa en los más pequeños: aprenderán a respetar los derechos de los demás si ahora respetamos los suyos.