La Verdad

Un agente estudia los productos intervenidos.
Un agente estudia los productos intervenidos. / G. CIVIL

Desmantelan una banda que robaba fitosanitarios para venderlos en el Guadalentín

  • La Guardia Civil detiene a tres presuntos miembros, uno de ellos empleado en una finca de Granada donde sustrajeron productos

La Guardia Civil ha asestado un golpe a una organización que presuntamente sustrajo productos fitosanitarios en una finca de Granada para revenderlos en la comarca del Guadalentín. La 'Operación Fitocabezal' deja tres detenidos, entre ellos uno de los empleados de la explotación agraria saqueada. Según explicaron fuentes del Instituto Armado, el sospechoso manipulaba las dosis de productos y aplicaba menores cantidades de las recomendadas por el ingeniero agrónomo de la finca. De esta manera, presuntamente lograba apropiarse de gran cantidad de estos productos.

Esta nueva operación de los equipos Roca -especialistas en robos en el campo- deriva de las actuaciones de control de venta ilegal de fitosanitarios que los agentes desarrollan en la comarca del Guadalentín. Para plantar cara a este comercio, según explicaron las fuentes, se controlan los caminos rurales y las vías secundarias por las que, normalmente, se transportan estos cargamentos. En una de estas vigilancias, en Lorca, la Guardia Civil dio con una furgoneta cargada con varios garrafas de productos fitosanitarios y plaguicidas de dudosa procedencia.

Los dos ocupantes del vehículo no pudieron ofrecer una versión demasiado convincente del origen de ese cargamento y los agentes del equipo Roca decidieron hacer una comprobación. Tirando de los número de lote, los efectivos comprobaron que esos productos habían sido sustraídos de un cabezal de riego en una explotación agraria del municipio granadino de Orce. Ante este hecho, los dos ocupantes de la furgoneta fueron detenidos como presuntos autores de un delito de hurto.

Los agentes continuaron con sus pesquisas y descubrieron que estos sospechosos, que supuestamente iban en busca de un comprador para los fitosanitarios, mantenían un vínculo con uno de los empleados de la finca saqueada. Sobre él, según precisaron las fuentes, se centró entonces la investigación del Instituto Armado, que permitió desvelar que estaba supuestamente detrás del robo del lote de fitosanitarios.

Las investigaciones realizadas permitieron desvelar que el ahora arrestado presuntamente manipulaba las dosis de productos y reducía la cantidad recomendada por el ingeniero agrónomo de la explotación. De esta forma lograba apropiarse de grandes cantidades de producto -en algunos casos garrafas completas con su precinto original- que más tarde eran distribuidas, al parecer, por las personas detenidas anteriormente en el control policial en Lorca.

Además, según remarcaron las fuentes del Cuerpo, el comportamiento de este trabajador perjudicaba directamente las cosechas agrícolas que, desprovistas de las dosis necesarias de plaguicidas, mermaban sus producciones. Hasta el momento, y fruto del análisis preliminar de la información obtenida durante la investigación, se ha esclarecido este robo cometido en la provincia de Granada. La Benemérita no descarta, sin embargo, que puedan aparecer otras mercantiles perjudicadas. Los arrestados, vecinos de Lorca y de entre 31 y 45 años, pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción de Húescar (Granada).