La Verdad

La Audiencia juzga al acusado de apropiarse de 27.900 euros en oro de una joyería

  • La Fiscalía pide un año de prisión para el procesado, que se incautó de varias joyas que le había entregado la propietaria de un establecimiento para fundirlas y destinarlas a la venta

El fiscal ha pedido un año de prisión para Francisco G.I., un hombre que será juzgado hoy en la Audiencia. Está acusado de apoderarse del oro que le había entregado una joyería de Totana y que fue tasado en 27.900 euros.

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía señalan que los hechos ocurrieron en septiembre de 2012, cuando la propietaria entregó, presuntamente, varias joyas al acusado, que regentaba un taller de reparación, para que las fundiera «y vendiera el oro para ella, como en ocasiones anteriores». La cantidad del oro entregado se elevó a 600 gramos, cuyo valor, supuestamente, no fue entregado a la dueña.