La Verdad

El abogado Pérez Mateos pide la nulidad del auto del 'caso Umbra' por «no ser imparcial»

  • El letrado, en un recurso presentado en la Audiciencia Provincial, señala que se sorprende de que el juez diga en el procedimiento que «la naturaleza de la instrucción judicial es incompatible con la imparcialidad»

El letrado Higinio Pérez Mateos, uno de los investigados en el 'caso Umbra', de presunta corrupción urbanística en la expansión norte de la ciudad, pidió la nulidad del auto del Juzgado de Instrucción que investiga los hechos al opinar que el mismo "quebranta la imparcialidad de la fase intermedia del proceso".

En un recurso presentado en la Audiencia Provincial de Murcia contra la resolución judicial del pasado noviembre que acordó la transformación de las diligencias en procedimiento abreviado, Pérez Mateos se sorprende de que el juez diga en el mismo que "la naturaleza de la instrucción judicial es incompatible con la imparcialidad".

"El presente caso -se lee en el recurso-, por la estructura y contenido del propio auto, y siempre en términos de estricta defensa, se considera que se realiza una imputación judicial acusatoria que quiebra el principio acusatorio y de juez de garantías del instructor, propia del modelo procesal inquisitivo".

Frente a lo sostenido por el magistrado instructor, David Castillejos, al desestimar su recurso de reforma, cuando dijo que el mismo "era un escrito omnicomprensivo que discute absolutamente todo", la defensa afirma que lo único que pretendió siempre es la defensa de los intereses de su patrocinado.

El recurso de apelación, en el que este investigado proclama su inocencia, se afirma, por otro lado, que a la hora de dictar el auto apelado el instructor se basa "en diverso material, desconociendo esta parte su origen y la forma de llegar al procedimiento, quebrantando la tutela judicial efectiva y el principio de igualdad de armas entre las partes".

Y añade que "el auto, lejos de determinar los hechos concretos que revisten carácter delictivo en los que ha participado el apelante, se desconfigura al añadir constantes juicios de valor, de tal forma que no pueden ser considerados como hechos, sino como meras apreciaciones".

Señala igualmente Pérez Mateos que se le involucra en esta causa como presunto autor de un delito de prevaricación, cuando, añade, su única actuación se limitó a asesorar como abogado a una de las empresas participantes en uno de los convenios urbanísticos que se investigan.

Esa actuación -añade- se desarrolló siempre dentro de la legalidad, por lo que asegura que ningún ilícito ha podido cometer.