La Verdad

El TSJ estudia ya si admite el 'caso Auditorio'

Pérez-Templado del Riquelme, magistrado del TSJ de la Región.
Pérez-Templado del Riquelme, magistrado del TSJ de la Región. / Fran Manzanera / AGM
  • El magistrado Julián Pérez-Templado, designado ponente, analiza si la instrucción del Juzgado de Lorca está agotada y si puede asumir la causa debido a que Pedro Antonio Sánchez está aforado

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región estudia desde este lunes la exposición razonada enviada por el Juzgado de Instrucción de Lorca sobre el 'caso Auditorio' y la presunta implicación del presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez.

La Sala ha designado magistrado ponente a Julián Pérez-Templado y ha emplazado a las partes para que se personen.

La Sala, que preside el titular del TSJ, el magistrado Miguel Pasqual del Riquelme, y de la que también forma parte el magistrado Enrique Quiñonero, comenzó el estudio de dicha exposición motivada para determinar si considera que la instrucción está agotada y que, en consecuencia, puede asumir la causa debido a que Sánchez está aforado.

El órgano jurisdiccional ha registrado así las diligencias 1/2017, tras recibir el pasado día 5 de enero las Diligencias 316/2015 del denominado caso 'Auditorio', formadas por ocho tomos con anexos, instruidas por el Juzgado de Instrucción 1 de Lorca.

La Sala acordó en los primeros días de marzo de 2015 enviar la querella presentada por la Fiscalía Superior de la Región de Murcia para que por el Juzgado de Instrucción de Lorca se investigaran los presuntos ilícitos penales que se habrían cometido en la construcción del auditorio de Puerto Lumbreras cuando Sánchez era alcalde de esta localidad.

Entonces, encargaba al Juzgado practicar las diligencias que considerara oportunas para el esclarecimiento de los hechos, indicándole también que si de las mismas resultaban indicios de criminalidad contra Pedro Antonio Sánchez que le elevara la exposición motivada.

A partir de este lunes, el TSJ estudia si la investigación puede darse por acabada, como sostiene el Juzgado o si, por el contrario, como mantiene la defensa del presidente autonómico, la misma está inconclusa.

Una de las razones que mantiene esta asistencia letrada es que está pendiente de resolverse un recurso presentado ante la Audiencia Provincial de Murcia contra la negativa del Juzgado de Lorca a recabar del Ayuntamiento de Puerto Lumbreras el expediente de liquidación de las obras del auditorio.

Por otra parte, defensas de otros investigados por estos hechos, varios de ellos, integrantes de la Corporación local que aprobó el concurso, se opusieron a la decisión del Juzgado de abrir una pieza separada para analizar en concreto la trayectoria seguida por la subvención de seis millones de euros concedidos en 2006 por la Comunidad Autónoma al ayuntamiento para financiar las obras.

Algunos investigados consideran que la apertura de esa pieza separada podría entenderse como un indicio de que la instrucción no está agotada.

En el auto del pasado uno de diciembre, en el que se acordaba elevar la exposición motivada al TSJ, el Juzgado consideraba que de las diligencias practicadas se deducían indicios contra Sánchez por los presuntos delitos de prevaricación, falsedad, malversación y contra la Administración Pública.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron este lunes que si la Sala de lo Civil y Penal estima que las diligencias pueden darse por concluidas, previsiblemente asumiría su competencia en el caso.

Cuando en marzo de 2015 este tribunal decidió enviar la querella al Juzgado lorquino lo hizo porque, como señalaba en su resolución, en aquel momento no era posible determinar de manera individualizada, inequívoca y relevante la posible participación en los hechos del hoy jefe del gobierno murciano.