La Verdad

El sindicato reclama agua del Tajo para este mes porque hay sobrantes en la cabecera

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, afirmó ayer que las reservas existentes actualmente hacen «viable, en principio», un trasvase de 20 hectómetros para este mes, de los que 9 serán para la población. Para ello tiene que reunirse la Comisión de Explotación del Acueducto, que valorará la situación de la cabecera y sus expectativas. El Sistema de Entrepeñas y Buendía almacena ahora 428 hectómetros, de los que 60 son trasvasables. Jiménez recordó que se han elevado las reservas en la cabecera hasta los 368 hectómetros. Por otra parte, la organización agraria UPA de Castilla-La Mancha y la Plataforma de Regantes de la Cabecera del Segura denunciaron ayer que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) quiere que Albacete sea la «reserva estratégica de recursos de agua subterránea para Murcia», abriendo pozos de sequía en Hellín.

Así lo aseguraron el secretario regional de UPA, Julián Morcillo y el presidente de la Plataforma, Guillermo Sánchez Negrillo, que calificaron la actuación de la CHS como «un nuevo ataque perverso y dañino que discrimina a los regantes de Castilla-La Mancha». Explicaron que la CHS pretende abrir pozos de sequía en el acuífero Mingogil-Villarones, ubicado en la masa de agua subterránea Pliegues Jurásicos del Mundo, en el término municipal de Hellín, en el desarrollo de dos proyectos que promueven varias comunidades de regantes de la Región de Murcia, entre ellas las de Totana, Alhama, Librilla y Calasparra-Cieza. Indican que estos recursos serán consumidos por los usuarios del Trasvase Tajo-Segura.