La Verdad
Juan Carlos Espín.
Juan Carlos Espín. / G. Carrión / AGM

El Cebas investiga si la granada puede ayudar a frenar el cáncer colorrectal

  • Un primer estudio desarrollado con pacientes de Murcia no ha permitido probar un efecto claro

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Un equipo de investigadores del Cebas-CSIC ha evaluado, en colaboración con el Hospital Reina Sofía, el posible efecto anticancerígeno de un extracto de granada en pacientes con cáncer colorrectal, así como los mecanismos moleculares asociados a estos efectos. Los resultados del estudio han constituido la tesis doctoral de María Ángeles Núñez Sánchez, titulada 'Potencial de las urolitinas, metabolitos microbianos derivados de los elagitaninos de la granada, como moduladores de procesos celulares y moleculares asociados a cáncer colorrectal: Estudios in vitro versus estudios en humanos'.

El estudio ha sido dirigido por los doctores Juan Carlos Espín de Gea (coordinador), María Teresa García Conesa y Antonio González Sarrías, investigadores del equipo 'Alimentación y Salud' dentro del grupo Calidad, Seguridad y Bioactividad de Alimentos Vegetales del Cebas-CSIC. El cáncer de colon es el tumor maligno de mayor incidencia en España, pero su pronóstico ha mejorado sustancialmente en los últimos años debido a los programas de detección precoz y la mejora en los tratamientos. En la mayoría de cánceres se producen alteraciones en diversos genes que provocan un crecimiento descontrolado de las células. En el caso del cáncer colorrectal, estas alteraciones están muy influenciadas por la dieta y el estilo de vida.

Se sabe que el riesgo disminuye de forma «muy importante si controlamos el peso, aumentamos la actividad física, abandonamos el tabaco, no abusamos del alcohol y seguimos una dieta como la mediterránea donde incluyamos aceite de oliva, abundante fibra, legumbres, frutas y verduras», explican los investigadores del Cebas.

Estudios previos en animales habían propuesto a la granada como un «superalimento capaz de disminuir la progresión de diferentes tipos de cáncer, incluido el colorrectal». Sin embargo, no existía ninguna evidencia de que esto ocurriera en seres humanos. La granada es muy rica en unos compuestos llamados polifenoles, especialmente de un tipo, los llamados elagitaninos. El grupo del Cebas-CSIC fue «pionero en el mundo al identificar que cuando ingerimos estas sustancias, nuestra flora intestinal los transforma en otras moléculas más simples, pero con actividad biológica, llamadas urolitinas».

En el estudio clínico desarrollado ahora en el Reina Sofía, los pacientes consumieron extracto de granada desde que les diagnosticaron el cáncer hasta que fueron operados. «Un resultado importante es que se describe por primera que estas urolitinas bioactivas llegan, en cantidades importantes, a los tumores en el colon de los pacientes tras haber consumido granada», explican los investigadores. Identificar qué moléculas y a qué concentración llegan al tumor tras el consumo de granada es clave para el diseño de futuros estudios donde se combinen con los tratamientos para estos pacientes.

Células en laboratorio

En el presente trabajo, el ensayo clínico se ha complementado con estudios en laboratorio para identificar los mecanismos de acción de estas moléculas que llegan a los tumores, para lo que han usado, entre otros, modelos de células madre de cáncer de colon en colaboración con la Universidad de Leicester, en Inglaterra.

En el trabajo realizado se refleja «la enorme dificultad para evaluar el efecto derivado del consumo de un alimento en algo tan complejo como el cáncer de colon». Los resultados observados en los modelos de laboratorio no han podido reproducirse en los pacientes, pero sí se ha observado «que el consumo de granada es capaz de modular la expresión de ciertos genes y otras moléculas reguladoras, llamadas microARNs, asociados con el desarrollo de esta patología». No obstante, aún no pueden asociarse estos efectos de forma clara con los compuestos hallados en el tejido tras el consumo de granada.