La Verdad

Los jóvenes murcianos son de los peores conductores, tanto chicos como chicas

  • Un estudio de Unespa revela que a los 18 años se tiene tres veces más posibilidades de sufrir un accidente que a los 35

Los jóvenes de la Región se encuentran entre los que más probabilidad tienen de sufrir un accidente de tráfico. Así se desprende del estudio 'Juventud al volante: por qué es importante ser prudente', realizado por la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa).

Según el informe, que pondera los resultados en función de la experiencia, el vehículo que llevan, su lugar de residencia y sexo del conductor, las jóvenes murcianas obtienen una nota de solo 2,1 sobre diez en los indicadores medidos en el perfil, mientras que los jóvenes de la Región se quedan algo por encima: un 2,3.

Los mejores perfiles de conductores en España son las chicas de Cuenca (9,3), los chicos de Ciudad Real (8,5) y de Huesca (8,4) y las jóvenes de Ciudad Real (8,3). En cuanto a los perfiles que peor conducen, según el documento, los que sacan peor nota son los hombres y mujeres de Melilla (2,6), seguidos de los ceutís (4,4 ellos y 3,8 ellas), los sevillanos (4,6 ellos y 4,3 ellas), los de Las Palmas (4,5 ambos), las mujeres cántabras (4,7), y los hombres gaditanos (4,8), malagueños y almerienses (4,9).

Un aprobado general

En términos generales, los jóvenes españoles aprueban al volante con una nota de 5,7, valorada a partir del número de accidentes que provocan y su gravedad. En cuanto a la diferenciación por sexos, el estudio de Unespa muestra que no hay diferencias significativas, pues la nota media para ambos coincide en 5,7. «Las mujeres han sacado mejores notas en aproximadamente la mitad de los territorios y los hombres han logrado mejores marcas en la otra mitad, una vez descontados algunos empates provinciales», explicaron los autores del estudio.

Sí se aprecia, sin embargo, una reducción del riesgo en función de la edad, hasta el punto de que un conductor de 18 años (3,8) tiene casi tres veces más probabilidad de sufrir un accidente que uno de 35 (1,3). Según concluye el informe, la probabilidad de siniestralidad se reduce conforme aumenta la edad.