La Verdad

Golpea a dos jóvenes que le reprocharon su exceso de velocidad

  • El conductor utilizó una barra metálica de más de un metro para cometer la agresión en una calle de Alcantarilla

Demostró tener muy malas pulgas al volante. Un conductor de 21 años, David L. M., no dudó en tirar del freno de mano y detener su vehículo para emprenderla supuestamente a palos con los dos ocupantes de otro turismo, que le habían recriminado sus excesos al volante. El encontronazo se produjo en la calle Verónicas de Alcantarilla.

Fuentes de la Policía Local explicaron que los dos ocupantes de un automóvil, unos jóvenes de 21 y 23 años, «reprocharon al conductor de otro vehículo que circulaba por encima de la velocidad permitida y que estaba poniendo en riesgo al resto de usuarios de la vía». De repente, el interpelado frenó en seco, se bajó del coche, sacó una barra metálica de un metro y diez centímetros de longitud y se fue a por los jóvenes. Ambos fueron apaleados y sufrieron heridas en la cabeza. Según las mismas fuentes, un enfermera que reside en la zona se percató de la agresión y bajó a la calle con material sanitario para auxiliarles.

Una patrulla de la Unidad Especial de Seguridad Ciudadana de la Policía Local acudió a la calle Verónicas, pero el supuesto autor de la agresión había huido. Los agentes iniciaron un dispositivo de búsqueda por las inmediaciones y lograron interceptar a David L.M., que fue detenido por un supuesto delito de lesiones y puesto a disposición de la Comisaría de Policía Nacional.

Las dos víctimas fueron trasladadas al servicio de urgencias por otra patrulla. Posteriormente confirmaron que la pelea se inició por motivos de tráfico con otro conductor, «al recriminarle al agresor que circulaba a gran velocidad» y con una «actitud agresiva» al volante.

Controles de bus escolar

Por otro lado, la Policía Local informó ayer de que ha recuperado un ciclomotor que figuraba como sustraído a su propietario, después de realizar un seguimiento a una moto que llevaba varios días estacionada en la calle Ramón y Cajal.

Fuentes del Cuerpo también detallaron que en materia de tráfico se está desarrollando una campaña de vigilancia y control del transporte escolar que concluirá hoy. En los últimos días, los agentes están llevando a cabo controles aleatorios, de tipo administrativo, con el fin de verificar las autorizaciones y documentos que deben llevar dichos vehículos.

En las inspecciones prestan especial atención a verificar las condiciones técnicas y elementos de seguridad de los autobuses, tal y como exige la normativa. Desde la Policía Local se está haciendo hincapié en controlar los requisitos que debe reunir el conductor, como permisos o cumplimiento de los tiempos de conducción y descanso para evitar distracciones al volante.