La Verdad

Educación baraja no sacar todas las especialidades de maestro

  • La decisión de Andalucía, que no convoca Primaria ni Infantil, provoca que sindicatos y Consejería se replanteen la oferta

Miles de opositores murcianos mantendrán la incertidumbre que ya creían despejada unas semanas más. Después de que la Consejería de Educación y Universidades anunciara hace un mes que convocaría plazas de todas las especialidades en la próxima oferta de 400 puestos de maestro prevista para junio, ahora no tiene claro si mantendrá ese plan o dejará algunas sin sacar para evitar la competencia de los maestros andaluces. Los sindicatos, divididos, tampoco están de acuerdo en la idea de que convocar todas las especialidades sea la opción que más favorezca a los estudiantes e interinos murcianos.

La Mesa Sectorial de Educación analizó ayer la cuestión, después de que la Junta de Andalucía anunciara el miércoles su decisión de no convocar puestos de Educación Física, Educación Primaria ni Educación Infantil el próximo verano. Además, la Comunidad Valenciana también ha mostrado sus cartas, y anunciado que no convocará. La Consejería de Educación aclaró tras el encuentro que mantiene su decisión de sacar unas 400 plazas al Cuerpo de Maestros el próximo año, tal y como anunció hace unos meses. «No obstante, se está estudiando las especialidades que se convocarán». Los sindicatos de enseñanza también están ahora divididos. La Federación de Servicios Públicos de UGT propuso ayer a la mesa que no se convoquen oposiciones de ninguna especialidad en 2017 para «evitar así el efecto llamada» de aspirantes de las dos comunidades vecinas, lo que puede generar, en su opinión, «un grave problema estructural».

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, en cambio, es partidaria de mantener la oferta de 400 plazas, pero también de no sacar este verano las especialidades que Andalucía no incluye. Si así fuera, todos los puestos se reservarían a las especialidades de Inglés, Francés, Pedagogía Terapéutica, Música y Audición y Lenguaje.

A finales del mes de octubre, la consejera de Educación y Universidades, María Isabel Sánchez-Mora, anunció la convocatoria de las oposiciones para Primaria, y la decisión de su departamento de posponer hasta 2018 las de Secundaria, para acompasar así el ritmo al de las comunidades vecinas, que ahora han cambiado de planes.

Las oposiciones para los cuerpos docentes no universitarios se convocan todos los años -se interrumpieron por los recortes y los límites impuestos a la tasa de reposición, pero ya se había recuperado el orden-, y alternan Primaria con Secundaria.

En dos semanas

Este año se celebraron oposiciones de maestro, así que en principio correspondía sacar de profesor para 2017. Sin embargo, las circunstancias planteaban inconvenientes. El primero, que las comunidades limítrofes -fundamentalmente de Madrid hacia el sur- ofertarían en 2017 plazas de Primaria, y si en la Región se sacaban de Secundaria, era más que probable que se registrara un 'efecto llamada' de opositores de otras regiones. En algunos casos, como el de Valencia, compiten además con ventaja, ya que mientras a los murcianos se les exige un diploma oficial de conocimientos de Valenciano, ellos no tienen que aportar ningún mérito específico, y pugnan por los puestos de la Región de Murcia en igualdad de condiciones.

Educación y los sindicatos insistieron ayer en que la convocatoria definitiva quedará cerrada a mediados de diciembre.