La Verdad

Anulan la condena a un empresario para que el juez la motive suficientemente

  • La sentencia condenaba a seis meses de cárcel y al pago de una multa de 1.080 euros por un accidente laboral al dueño de la sociedad

La Audiencia Provincial de Murcia anuló la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que condenó a seis meses de cárcel y al pago de una multa de 1.080 euros por un accidente laboral para que el juez que la dictó la motive suficientemente.

La sentencia señala que leída la resolución judicial ha de estimar la alegación expuesta por la defensa del condenado, que afirmó que en los fundamentos de derecho de la sentencia recurrida el magistrado no hizo mención a las pruebas llevadas a cabo en el día de la vista, a excepción de las alusiones hechas por un compañero del accidentado.

En el relato de hechos declarados probados por el Juzgado de lo Penal se dejó constancia de que estos ocurrieron en marzo de 2004, cuando un trabajador, cuando estaba trabajando en altura en un inmueble de Las Torres de Cotillas, "resbaló y cayó al suelo, sufriendo lesiones que tardaron en curar 197 días".

La resolución apelada lo condenó como autor de un delito de lesiones por imprudencia grave y un delito contra los derechos de los trabajadores, al hacerlo responsable de lo ocurrido, por el ser el encargado de la empresa y al considerar que no había dispuesto las debidas medidas de seguridad para evitar accidentes.

Ahora, la Audiencia, tras revocar la sentencia apelada, ordena al juez a dictar otra en la que se subsane el defecto de motivación, lo que podrá hacer "con plena libertad de criterio".