La Verdad

Tovar: «Sánchez reconoce que se estaba incumpliendo la Ley de compatibilidades del SMS»

  • El secretario general de PSOE afirma que el presidente de la Comunidad «está más preocupado por sus asuntos jurídicos que por el día a día de la política en la Región»

El secretario general del PSOE-RM y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Rafael González Tovar, aseguró que el presidente de la Comunidad "ha reconocido en sus declaraciones que se estaba incumpliendo la Ley de compatibilidades del Servicio Murciano de Salud (SMS) y lo que es peor: estaba de brazos cruzados ante esta situación y nunca hizo nada".

González Tovar recordó que "no se puede entender que el presidente de la Región haga estas declaraciones cuando su partido, el PP, votó a favor, como el resto de grupos parlamentarios. Es un episodio esperpéntico que el presidente no sepa lo que vota su grupo en la Asamblea, lo que demuestra que Pedro Antonio solo está pendiente de sus asuntos judiciales y no del día a día de la política".

Además, señaló que "el jefe del Ejecutivo murciano no tiene que esperar a ningún día uno. Tiene que cumplir la ley que está en vigor y que no permite la compatibilidad de los jefes de servicio. Tampoco tiene que reorganizar nada. Solamente cumplir la ley".

"El presidente miente. Una vez más miente, algo habitual. La ley se aprobó ayer en los términos que salió por unanimidad de la Asamblea Regional; es decir, con el apoyo del Partido Popular. Que le pida explicaciones a sus parlamentarios si no le gusta cómo ha quedado la ley", recordó el secretario general de los socialistas murcianos.

Asimismo, añadió que "la ciudadanía de la región puede estar tranquila. El SMS cuenta con excelentes profesionales que se dejan la piel día a día en el servicio público que prestan y en la atención a los pacientes  de la sanidad pública. Gracias a ellos, la sanidad pública funciona, no gracias a la nefasta gestión y la deficiente planificación sanitaria del Gobierno del PP".

González Tovar indicó que "las responsabilidades en la función pública requieren una dedicación especial y a mayor responsabilidad, mayor dedicación".  Es por ello, concluyó, que "los puestos de responsabilidad en la función pública son incompatibles  con cualquier otra actividad".