La Verdad

El PP fracasa en su intento de permitir a los jefes de servicio trabajar en la privada

Momento de una de las votaciones.
Momento de una de las votaciones. / P. Sánchez / AGM
  • PSOE, Ciudadanos y Podemos aprueban mantener el régimen de incompatibilidades incumplido desde 2001

El Partido Popular fracasó en el pleno de la Asamblea Regional de esta mañana en su intento de permitir que los jefes de servicio puedan compatibilizar su puesto con la actividad privada. PSOE, Ciudadanos y Podemos han unido sus votos para mantener la Ley del Personal Estatutario del Servicio Murciano de Salud (SMS) en sus términos actuales: es decir, con la prohibición expresa de que los jefes de servicio puedan trabajar para la sanidad privada o ejercer la docencia en la UCAM. La Consejería de Sanidad aspiraba a regularizar mediante la iniciativa del PP la situación de 42 jefes de servicio, a los que ha permitido que mantengan actividad privada pese a la ley autonómica. La Consejería se ha justificado en la normativa estatal, que no impide las compatibilidades pero que requiere una adaptación a la legislación regional que solo ahora se ha intentado hacer, sin éxito. El PP votó en contra de la enmienda sobre las incompatibilidades, pero ha terminado apoyando la reforma en su conjunto.

El diputado del PP Javier Iniesta defendió este miércoles por la mañana que la intención de su partido era "que los jefes de servicio puedan compatibilizar su puesto, como ocurre con el 98% de los médicos, que sí pueden hacerlo". En este sentido, Iniesta rechazó que la intención del PP sea favorecer ningún privilegio e insistió en advertir de los "perjuicios" para los pacientes ante la posible dimisión de los jefes afectados.

Por su parte, el diputado del PSOE Emilio Ivars denunció el intento del PP de aprobar "una amnistía a la nefasta gestión de las incompatibilidades" durante los últimos años. "No se trata de prohibir nada, sino de mantener la ley como estaba", aseguró.

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, ahondó en esta idea y acusó a la consejera de Sanidad, Encarna Guillen, de generar "alarma social de manera torticera y tendenciosa" con sus declaraciones de los últimos días, en las que advirtió del posible abandono del SMS de 40 jefes de servicio. Para Sánchez, el Gobierno, que "se ha saltado a la torera su propia ley", ha vuelto ahora a actuar de "agitador".

Por último, la diputada de Podemos María Ángeles García, aseguró que el régimen de incompatibilidades aprobado esta mañana permitirá "proteger al SMS del "desangrado" al que se le ha sometido por, entre otras cosas, los conflictos de los intereses públicos y privados. "Ser jefe de servicio no significa que hayan sido los mejores gestores, como demuestran las listas de espera", advirtió la diputada.

La reforma de la Ley del Personal Estatutaria planteada por el PP sí ha salido adelante en otro punto clave: los jefes de servicio y de sección serán nombrados a partir de ahora por concurso de méritos. El diputado del PP Javier Iniesta destacó que se valorará el "mérito" y se aportará "transparencia". El PSOE, que apoya esta fórmula del concurso de méritos, se ha opuesto sin embargo por la inclusión de un baremo que deja el 50 por ciento de la puntuación a la valoración "subjetiva" de un proyecto presentado por el candidato a ocupar la plaza. Esa valoración, además, correrá a cargo de una comisión formada mayoritariamente por cargos de libre designación. "Lo que hace el PP es mantener un procedimiento de libre designación para el nombramiento de los jefes de servicio, disfrazado de concurso de méritos", advirtió Ivars.

La consejera de Sanidad, Encarna Guillén, intervino al final del pleno para asegurar que el régimen de incompatibilidades de los jefes de servicio "nos aleja del resto de España", por lo que "pocos profesionales mostrarán interés por asumir el servicio". Guillén consideró que es un "error" comparar las compatibilidades con las listas de espera y se ha comprometido a que desde la aprobación de la reforma el Gobierno regional "adapte la organización sanitaria a la ley aprobada".