La Verdad

Nueve de cada diez alumnos volverían a estudiar en la UMU

Los titulados de la UMU se encuentran satisfechos de su paso por esta institución docente, hasta el punto de que un 90,3% de ellos volvería a estudiar en la misma, valorando positivamente distintos aspectos como las asignaturas de prácticas externas o la adquisición y desarrollo de habilidades. Este es uno de los datos que se recogen en el estudio de inserción laboral de los egresados de la UMU en las promociones 2011-12 y 2012-13, informe que ha sido presentado en Convalecencia por el rector de la institución, José Orihuela.

En este estudio, realizado por el Servicio de Orientación y Empleo (COIE) de la Universidad y patrocinado por Banco Santander, los 1.876 egresados encuestados otorgan una media de 3,8 (sobre una escala de 1-5) a su grado de satisfacción con la titulación cursada en la UMU. Entre los titulados en el área de Ciencias de la Salud, la media llega al 4,0. De este modo, el 70% de los encuestados afirma estar bastante o totalmente satisfecho.

Del informe se desprende que la mayor parte de los egresados de la UMU, un 70%, elige la carrera, principalmente, por motivos vocacionales, especialmente entre los que cursan una titulación en el área de Arte y Humanidades, donde la vocación alcanza el 91,8%.

En cuanto al acceso al primer empleo, la mayor parte de los egresados de la Universidad de Murcia se incorporaron al mercado laboral, mayoritariamente en la empresa privada, una vez finalizaron sus estudios y tardando una media de 9,5 meses en encontrar trabajo, por lo que disminuye respecto a informes precedentes el tiempo necesario para insertarse en aquel.

Sin embargo, sí aumenta la proporción de los que aún no se han incorporado al mercado laboral. Esto se debe en parte a la ampliación de la etapa formativa, situación más común entre los egresados de Ciencias y Arte y Humanidades.

En el momento de la encuesta, se encuentra trabajando el 74,7% de los que se han incorporado al mercado laboral, además de otro 8,1% que compagina la realización de otra formación con un empleo. De este modo, los titulados con empleo representan el 67,6% de los que han realizado una búsqueda activa, manteniéndose los resultados respecto a estudio anteriores. Otra de las conclusiones que se desprende del estudio es que las condiciones laborales mejoran de forma notable con la trayectoria profesional, donde el 40% logra un contrato indefinido, aumentan los salarios y desempeñan principalmente ocupaciones técnicas científicas e intelectuales. Así, el ajuste entre formación y empleo es valorado por el 63,9% y el 69,7%, que se encuentran bastante o totalmente satisfechos.

Los resultados son más positivos en CC. de la Salud e Ingenierías, siendo estas últimas donde la práctica totalidad de los egresados están trabajando.

En el acto de presentación, la vicerrectora de Transferencia, Emprendimiento y Empleo, Francisca Tomás, señaló que el estudio -«muy riguroso, con una metodología científica muy trabajada»- es resultado de la responsabilidad que asume la Universidad con los estudiantes en el seguimiento de la inserción laboral, «además de una herramienta fundamental para la rendición de cuentas y la toma de decisiones».