La Verdad

Javier R.H., 'El Bolas'
Javier R.H., 'El Bolas' / LV

Prisión provisional para uno de los detenidos por el crimen del descuartizado

  • El arrestado es un viejo conocido de la víctima, cuyo cadáver fue encontrado dentro de un maletero en el aparcamiento del hospital del Mar Menor

El Tribunal Superior de Justicia de la Región ordenó el ingreso en prisión provisional para el acusado de la muerte de un vecino de Alcantarilla cuyo cadáver fue encontrado en un maletero en el aparcamiento del hospital Mar Menor.

La Sala lo investiga por asesinato, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y blanqueo. Igualmente decretó prisión provisional para la mujer detenida, bajo fianza de 4.000 euros, que está siendo investigada por tráfico de drogas y blanqueo. La fianza fue pagada y esta quedó el libertad.

Viejos conocidos

Uno de los detenidos durante la operación policial que se ha desencadenado en las últimas 48 horas, y que se orienta a tratar de esclarecer el asesinato y posterior desmembramiento de un vecino de Alcantarilla en febrero de 2015, mantenía una antigua relación de amistad con la víctima del crimen. Así lo han explicado a 'La Verdad' fuentes próximas a la investigación judicial, que está siendo coordinada por el titular del Juzgado de Primera Instancia e instrucción número 7 de San Javier, Antonio Morente.

El sospechoso es un hombre de unos 50 años, vecino de San Pedro del Pinatar, con antecedentes policiales por tráfico de cocaína. Aunque su identidad no ha trascendido, las fuentes mencionadas explicaron que los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Jefatura Superior de Policía de Murcia que llevan la operación se dedicaron el lunes por la tarde, durante largas horas, a registrar su domicilio: una vivienda tipo dúplex de la zona de La Puntica.

Los especialistas de la Udyco habrían hallado al menos dos armas de fuego y una gran cantidad de dinero en metálico -en torno a los 200.000 euros-, así como pequeñas cantidades de sustancia estupefaciente que, a priori, parecía estar destinada al propio consumo y no a la venta a terceras personas.

Todo apunta a que este sospechoso, de nacionalidad española, conocía estrechamente al fallecido desde hace muchos años, pues no en vano la víctima del crimen, Javier R.H., conocido como 'El Bolas', había nacido en San Pedro del Pinatar y era muy conocido en esa localidad. Allí había trabajado durante algunos veranos como pinchadiscos en la zona de La Curva de Lo Pagán.

Las mismas fuentes indicaron que también está detenida la esposa de este sospechoso con motivo de las mismas diligencias, que se han abierto por los presuntos delitos de asesinato, contra la salud pública y blanqueo de capitales.

Hasta el momento, la Policía ha registrado de forma tremendamente exhaustiva tres propiedades de este matrimonio: su domicilio particular, una finca del término de San Javier y una vivienda vacacional de la zona de Cabo de Palos. Aunque no han trascendido con detalle los cargos que se les atribuyen a la pareja ni cuál podría ser su grado de relación con el asesinato de Javier R.H., no se descartaba ayer que pudieran estar relacionados directamente con esos macabros hechos.

La investigación se orientó desde un principio hacia la posibilidad de que la muerte de un disparo y la posterior decapitación del vecino de Alcantarilla pudiera estar vinculada a una deuda por drogas e, incluso, a la pérdida de un alijo. Su cuerpo fue abandonado en el maletero de su coche, en el aparcamiento del hospital del Mar Menor.