La Verdad

La consejera asegura que el SMS podría perder a más de 40 jefes de servicio

Encarna Guillén, ayer, con la presidenta del Colegio de Médicos, Isabel Montoya; el director gerente del SMS, Francisco Agulló; el presidente de CESM, Francisco Miralles, y otros cargos del Colegio.
Encarna Guillén, ayer, con la presidenta del Colegio de Médicos, Isabel Montoya; el director gerente del SMS, Francisco Agulló; el presidente de CESM, Francisco Miralles, y otros cargos del Colegio. / G. Carrión
  • Sanidad insiste en que impedir la compatibilidad de estos profesionales supondría «una gran conmoción» para el sistema y un «impacto» para los pacientes

La consejera de Sanidad, Encarna Guillén, elevó ayer todavía más el tono de sus advertencias a Ciudadanos, PSOE y Podemos, que mañana aprobarán en la Asamblea Regional la incompatibilidad de las jefaturas de servicio con la actividad privada. Si ya el viernes Guillén aseguró que «muchos» profesionales se están planteando su salida del Servicio Murciano de Salud (SMS), ayer cuantificó en más de 40 el número de jefes dispuestos a abandonar el sistema público para irse a la privada o a otras comunidades.

La consejera se reunió por la mañana con la junta directiva del Colegio de Médicos y después se prodigó en entrevistas por radios y televisiones con un mismo mensaje: la incompatibilidad supondrá «una gran conmoción» para el SMS y tendrá un «impacto» para los pacientes si se cumplen las intenciones de «aproximadamente un 25%» de los jefes de servicio de abandonar la sanidad pública. Esta cifra es significativamente superior a la que el pasado viernes se manejaba en el Sindicato Médico. Fuentes de esta organización aseguraron a 'La Verdad' que eran tres los jefes de servicio que habían transmitido hasta ese momento su intención de marcharse a comunidades donde se mantiene la compatibilidad con la actividad privada.

A día de hoy son 42 los jefes de servicio del SMS que compaginan su puesto en la sanidad pública con la actividad docente o clínica en la privada. Hasta ahora, distintas fuentes sanitarias habían apuntando a la posibilidad de que parte de estos profesionales presentasen su dimisión, lo que les permitiría seguir trabajando para el SMS como médicos adjuntos o como jefes de sección sin tener que renunciar al trabajo en la privada. Sin embargo, Guillén va más allá y alerta directamente de la posibilidad de que abandonen el SMS.

La consejera se refirió también a la postura de Ciudadanos, que tras presentar la enmienda que se votará mañana en la Asamblea, y que establece el régimen de incompatibilidades para los jefes de servicio, propone ahora rebajar el nivel administrativo de estos profesionales -del 28 al 27- como fórmula para sortear dicha incompatibilidad. «Me sorprende -admitió la consejera-, porque realmente se trata de regular normativamente si hay o no compatibilidad. Si realmente se está de acuerdo en que la haya, lo más fácil es que se sumen a la modificación de la ley que planteaba el PP».

Guillén subrayó, por último, que «la inmensa mayoría de los médicos cumplen adecuadamente con su actividad, cumplen con los objetivos de la organización y, por supuesto, no debe haber ninguna sombra sobre la honestidad de su trabajo». Por su parte, la presidenta del Colegio de Médicos, Isabel Montoya, defendió la compatibilidad de los jefes de servicio porque la medicina «es una profesión liberal».