La Verdad

Julio Guerrero, ante el logotipo de 'calculatupena'.
Julio Guerrero, ante el logotipo de 'calculatupena'. / LV

Las cuentas de la Justicia

  • El magistrado Guerrero diseña una aplicación para móvil que calcula las penas para cada delito, en función de atenuantes y agravantes aplicables

  • La herramienta, de gran utilidad para cualquier profesional del Derecho, ofrece por 5,99 euros todas sus capacidades

Las cuentas que echa la señora Justicia no son las de la vieja. No pueden serlo, porque cuando lo que está en juego es la libertad, o su pérdida, un día arriba o un día abajo no es cuestión baladí. Mucho menos si ya de lo que se habla es de meses o años de privación de libertad.

Consciente de ello y sabedor de las dificultades que entraña el cálculo de la condena en el Derecho Penal, como también de que no todos los profesionales del Derecho se manejan en este terreno con la destreza deseable, al magistrado Julio Guerrero se le iluminó hace unos meses la bombilla. Y siendo, como es, un apasionado de las nuevas tecnologías desde hace años -fue pionero en España al desarrollar un sistema informático para llevar el control de las causas que entraban en su juzgado-, se impuso el reto de desarrollar una herramienta que facilitara esa labor a cualquier profesional del ámbito del Derecho.

Fruto de esa inquietud es la aplicación para teléfonos móviles 'calculatupena', que permite conocer en el acto la condena exacta que correspondería aplicar a cualquiera que sea declarado culpable de un delito, atendiendo a todas las posibles circunstancias agravantes, atenuantes o de cualquier otro tipo que contemple el Código Penal.

«Realmente, no creo que se pueda afirmar que hubiera una necesidad de un instrumento como este, pues llevamos cientos de años trabajando sin ello y no hemos tenido mayores problemas. Pero las nuevas tecnologías nos pueden facilitar mucho nuestra labor diaria y, en ese sentido, estoy convencido de que esta aplicación puede ser muy útil», explica el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Murcia, quien, merced a su dilatada experiencia celebrando juicios y dictando sentencias penales, conoce mejor que nadie las dificultades que entraña el cálculo minucioso de una condena.

No siempre resulta sencillo

Y es que, recuerda, todos los profesionales vinculados al mundo del Derecho conocen las penas que pueden aplicarse en un caso, por ejemplo, de robo con violencia. Pero el asunto se complica en función de las circunstancias modificativas de la responsabilidad que haya que aplicar. No es lo mismo que se hayan empleado armas o no, que el acusado sea o no reincidente, que el delito se haya consumado o haya quedado en tentativa...

Son todas esas cuestiones, que van tirando de las posibles condenas hacia arriba o hacia abajo en función de que sean circunstancias atenuantes o agravantes, a las que da respuesta en el acto la 'app' desarrollada por Julio Guerrero.

De forma sencilla e intuitiva, esta herramienta informática permite localizar rápidamente el delito objeto de enjuiciamiento, añadir las circunstancias que son de aplicación, determinar la rebaja de un tercio de la pena -posibilidad que ofrece la ley para las sentencias de conformidad en los juicios rápidos- y de forma automática fija la pena.

Más todavía, la aplicación incluso calcula en euros las condenas de días o meses de multa, y hasta alerta, cuando se produce una condena inferior a tres meses de cárcel, de que la ley obliga a sustituirla por una multa.

La búsqueda de cada delito se puede efectuar introduciendo el número del artículo correspondiente del Código Penal, pero también -más sencillo- escribiendo las primeras palabras de su denominación. Así, basta con poner 'rob' para que la herramienta ofrezca las opciones posibles: robo con violencia o intimidación, robo en casa habitada, robo con fuerza...

Un gabinete jurídico

«Pienso que puede ser una gran ayuda para los abogados, pero también para los fiscales y los propios jueces», afirma Guerrero, quien admite estar «muy satisfecho» con la forma en que se ha plasmado su idea original. «Ya es posible descargar la aplicación en el móvil y probar cómo funciona con media docena de delitos, como conducción etílica y alzamiento de bienes».

El precio de la herramienta completa es de 5,99 euros, aunque esa es una cuestión en la que Guerrero prefiere no entrar. «Yo me he limitado a desarrollar la idea y a constatar que se adapta a las necesidades de los profesionales del Derecho, pero el aspecto empresarial lo lleva el despacho Sánchez Vizcaíno Abogados. La cuestión económica es algo en lo que yo no debo ni quiero entrar. A mí me basta con saber que le puede facilitar el trabajo a algunas personas, que era lo único que pretendía», advierte. «Y las críticas de quienes ya la han probado están siendo muy positivas».

Lo cierto es que la cifra de potenciales usuarios en España es tremendamente elevada, pues solo el número de abogados en ejercicio puede rondar los 120.000.

Aunque las nuevas tecnologías ya permitirían, en teoría, administrar justicia de manera automática -y 'calculatupena' es la mejor prueba de ello-, el magistrado Guerrero asegura que «la figura del juez siempre será necesaria. No se puede prescindir del juez, porque es quien, desde el sentido común, tiene que llegar a la conclusión de si alguien es autor o no de un delito y, en función de las circunstancias concretas de cada caso, introducir una cierta modulación».

Al cabo, una justicia sin alma bien podría ser una justicia desalmada.