La Verdad

El amante del motor que pasa desapercibido
/ Álex

El amante del motor que pasa desapercibido

  • Raúl Moro Martín, el empresario de Cáceres que se ha convertido en el segundo gran accionista del Real Murcia, era hace diez años un director de banco con afán emprendedor

  • Amante de los buenos coches y las motos de gran cilindrada, no se corta a la hora de moverse por las redes sociales y de fumar puros de primera calidad

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Dicen los murcianos que ya conocen a Raúl Moro Martín (Miajadas, Cáceres, 1977) que es una persona completamente normal, de las que no llamaría la atención en cualquier reunión o cena de amigos. Eso sí, ya a la mesa, «enseguida te das cuenta de que lleva mil historias adelante», aseguran los que han podido estar con él desde que se empeñó en comprar el Real Murcia. Sobre todo porque no se separa de sus dispositivos móviles ni un segundo y nunca deja de atenderlos para solucionar los problemas que surgen en sus empresas alrededor del mundo.

Por todo lo demás, Moro Martín da la apariencia de un hombre muy normal y no la de ser una mente inquieta que no para de pensar en nuevos negocios. Ya es administrador único de cuatro sociedades y participa en cinco más. Hijo de un alcalde de Miajadas, su pueblo natal de cerca de 10.000 habitantes, y estudiante de Administración y Dirección de Empresas, no dudó en dar el salto desde el mundo de la banca al de la empresa, con el que había estado en contacto permanente.

Precisamente en la sucursal del Banco de Santander que dirigió en el centro comercial Nueva Condomina desde septiembre de 2006 llegó a conocer a Jesús Samper, al que quiere suceder como propietario del club con vida más longevo de la Región. Su intención de resaltar la figura del presidente recientemente fallecido ha sido clave en la negociación con los herederos de Samper, ya que ha conseguido tocar la fibra sensible de los que le tienen que traspasar sus acciones.

Por lo demás, no se sabe demasiado de Raúl Moro Martín, más allá de lo que ha contado en las redes sociales y lo poco que dicen los medios de comunicación extremeños sobre él. Apenas es conocido en su tierra, pese a su gran actividad empresarial diversificada en varios ámbitos. Solo hay constancia de él por intentar montar en México en 2012 un centro comercial inspirado en la Mérida antigua, un sueño que al final no cumplió. Por lo demás, todo parece que le marcha bien, desde la explotación de franquicias como Lizarrán y La Becada, pasando por un secadero de jamones, asuntos inmobiliarios, el desarrollo de aplicaciones tecnológicas o las aplicaciones móviles. Lo que no tenía era un equipo de fútbol, aunque hace unos años estuvo rondando el Cacereño, un club que no le hubiera dado la repesrcusión social que le va a dar el Real Murcia.

A Raúl Moro Martín le van los lemas y las frases motivantes. Dice que así ha sido capaz de abrirse hueco en su nueva vida. Cree en ti mismo, defiende tu proyecto y lucha por tu idea son algunos de los pensamientos que siempre traslada a sus colaboradores. «Existe una metodología en la empresa para conseguir el éxito: trabajar, trabajar y trabajar, y no vengas con que es sábado o domingo», afirma este extremeño.

En las redes sociales, donde es muy activo, se ha dejado ver en lugares paradisíacos como Bali y también ha dejado constancia de lo que pensaba de nuestros políticos: «¿Hasta cuándo sin gobierno y cobrando?», dijo hace meses. «Por un lado yo estoy preocupado y por otro le quiero dar una oportunidad», aseguró sobre Donald Trump, elegido presidente de Estados Unidos.

«Así gana el Madrid»

Y en las redes también nos ha desvelado sus preferencias: Amaya Montero, Seguridad Social, Los Secretos y Hombres G, en cuanto a música se refiere; para el cine prefiere las películas de Cameron Díaz, Meg Ryan y Julia Roberts. Además, es del Real Madrid («Así, así, así gana el Madrid», dijo en un tuit antes de un choque de Champions en el Bernabéu), aunque en cuanto al deporte se vuelve loco con las motos y con los coches, espectáculos que le gusta ver fumándose un buen puro, uno de sus pocos vicios reconocidos.

Casado y sin hijos, es amante de Bulgari y Montblanc, entre otras marcas, y lo mismo disfruta de un buen arroz meloso de ciervo, que yendo a comer al Burger King, hamburguesas que prefiere a las del McDonald's, su gran competidor. Los murcianistas que han recibido la noticia de su llegada con ilusión solo se hacen una pregunta: ¿por qué el Real Murcia?. Todo parece indicar que Deseado Flores, expresidente del Cartagena y compañero en muchos negocios, le convenció que meterse en el Murcia era un buen negocio, ya no tanto en lo económico y sí más en lo social. La respuesta llegará con el paso de los meses. De momento, es alguien que se atreve a hacer algo que los empresarios murcianos no han querido hacer.