La Verdad

Reclaman 400.000 euros a una clínica madrileña que realizó un aborto sin los medios necesarios

  • El Tribunal ve probado que existió una mala praxis en la intervención, puesto que el centro no contaba con las existencias de sangre necesarias y la paciente sufrió una perforación del útero y se le extirparon los ovarios

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha desestimado el recurso de una clínica que pidió suspender la orden del Servicio Murciano de Salud (SMS) que le reclamó casi 400.000 euros por las graves lesiones causadas a una paciente que le derivó para que le practicara un aborto. La sentencia señala que el Tribunal Supremo revocó un fallo del TSJ que desestimó la demanda por responsabilidad patrimonial presentada por el matrimonio y condenó a la Administración autonómica al pago de un millón de euros al considerar que había existido una mala praxis en la intervención que se le realizó en la clínica El Bosque, ubicada en Madrid.

A partir de entonces, el SMS se dirigió a este centro para que ejecutara íntegramente la sentencia del Alto Tribunal, porque los demandantes solo habían recibido de la citada indemnización 601.000 euros abonados por la compañía aseguradora Mapfre. En su recurso, el centro hospitalario responsabiliza a la sanidad murciana de lo ocurrido por el hecho de que no se había preocupado de comprobar si la clínica reunía las condiciones necesarias para practicar el aborto.

Durante la intervención, realizada a mediados de enero de 2003, se le perforó el útero a la mujer y, posteriormente, se lo tuvieron que extirpar, así como los ovarios. El centro no contaba con las existencias de sangre necesarias y tuvo que solicitarlas a Cruz Roja. Finalmente, la mujer fue trasladada al hospital Gregorio Marañón, en el que pudo ser recuperada de la parada cardiorrespiratoria que sufrió.