La Verdad

La Policía Local extrema el control en la salida de más colegios de Murcia

  • Padres de alumnos de los centros Nelva y Monteagudo denuncian el acercamiento de un grupo de adultos a unos menores a la salida del colegio, el tercer suceso de la misma índole en dos semanas

La alarma cundió ayer entre los padres de alumnos de los colegios Nelva y Monteagudo de Murcia, después de que varias familias denunciaran el acercamiento de un grupo de adultos a unos niños que esperaban a sus padres a la salida del colegio en la gasolinera de Atalayas. Según relataron los padres, un grupo de chatarreros entabló conversación con tres alumnos menores y les enseñaron algo en un móvil. Un padre que pasaba por allí se percató de la situación, y mientras aparcaba en la gasolinera y se bajaba, «ya había llegado un coche pequeño con dos individuos dentro y se había estacionado al lado de los niños. Cuando vieron que este padre se dirigía hacia ellos, el coche arrancó y los de las bicicletas se fueron», relataba ayer la nota que la dirección del colegio envió a los padres.

Las familias dieron aviso a la Policía, pero no interpusieron denuncia porque se les comunicó que no se trata de hechos denunciables. Aun así, se comprometió a incrementar el control en las inmediaciones del centro, en el carril de la Condomina, durante las horas de entrada y salida de los alumnos. «Como podréis comprobar el hecho fue lo suficientemente grave, y cuando menos sospechoso, para que nos lo tomemos muy en serio», resaltó la dirección del colegio.

El centro educativo pidió a los padres de alumnos que no recojan a sus hijos fuera de las instalaciones del colegio. «Dentro del recinto escolar hay cámaras de grabación, profesores, vigilantes, padres y madres, y con una salida lenta de vehículos, condiciones todas no aptas para personas con malas intenciones. Todas aquellas zonas que no están dentro de los límites del colegio no son apropiadas para dejar o recoger alumnos. Es importante que tomemos conciencia de esta realidad», recordó el Comité Directivo a las familias.