La Verdad

Condenado a 18 años el empresario que asesinó al hijo de su compañera

  • La Audiencia de Alicante considera que empleó su «superioridad» para apuñalar al niño, de 10 años, en el piso que compartía con su pareja

Pasará entre rejas los próximos 18 años. Es la pena que le ha impuesto la Audiencia Provincial de Alicante al empresario murciano Alfonso Benito, por matar a cuchilladas al hijo, de 10 años, de su entonces pareja sentimental. El suceso se produjo después de mantener una discusión con ella en la vivienda de Torrevieja donde ambos convivían. La Guardia Civil encontró al pequeño en pijama, tumbado en el suelo del dormitorio y sangrando con múltiples heridas.

El menor sufrió dieciocho puñaladas de arma blanca por todo su cuerpo. El acusado, de 50 años, reconoció los hechos durante la celebración del juicio. La Audiencia Provincial también establece que deberá indemnizar con 57.724 euros a la madre del pequeño y con 38.345 euros al padre de este, por los daños morales ocasionados. De esta forma se cierra un truculento episodio, ocurrido la madrugada del 4 de mayo de 2015, cuando el procesado discutió con la que en ese momento era su compañera sentimental. Alfonso residía con la mujer, de nacionalidad polaca, y su hijo, de 10 años, en la urbanización Torrealmendros de Torrevieja.

Una hora después de iniciarse la riña por sus continuos celos, el condenado cerró la vivienda desde dentro aprovechando que su pareja abandonó el inmueble para pedir auxilio porque él la había abofeteado. De manera que el menor, que se encontraba en la segunda planta, quedó encerrado, solo y sin posibilidad de escapar. A continuación, según relata la sentencia, Alfonso Benito tuvo la frialdad de coger un cuchillo de casi veinte centímetros de hoja y fue hasta la habitación del pequeño. Empleando la fuerza comenzó a asestarle al niño «numerosas puñaladas, ocasionándoles un total de 18 heridas de arma blanca por el rostro, cuello, tórax, brazo izquierdo, muñeca derecha y muslo de la pierna derecha».

Cuando los agentes de la Benemérita llegaron al inmueble escucharon al niño gritar «¡papá no, papá no!», e intentaron derribar la puerta. El menor falleció por una «hemorragia aguda». El fallo considera como hechos probados que el acusado se dirigió a la segunda planta donde se hallaba el pequeño con «el propósito» de causarle la muerte, «prevaliéndose de su situación de superioridad y ausencia absoluta de posibilidad de defensa» por parte de su víctima. La Audiencia de Alicante, de conformidad con el veredicto emitido por unanimidad por el jurado, condena al procesado a 18 años de cárcel por un delito de asesinato con la concurrencia de la circunstancia agravante de parentesco y alevosía, y a indemnizar a los progenitores del niño con la suma total de 96.069,46 euros por daños morales.

Cabe recurso

La sentencia admite la posibilidad de interponer un recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia Valenciano (TSJCV). Alfonso Benito sigue engrosando su historial delictivo ya que cuenta con antecedentes por cuatro denuncias por violencia de género, que interpusieron cuatro mujeres distintas.