La Verdad

La sequía empuja a los regantes a comprar toda el agua desalada disponible

Adela Martínez-Cachá y Miguel Ángel Ródenas, en primer plano, en la reunión de la Junta de Gobierno de la CHS.
Adela Martínez-Cachá y Miguel Ángel Ródenas, en primer plano, en la reunión de la Junta de Gobierno de la CHS. / V. Vicéns / AGM
  • La CHS está recibiendo cientos de solicitudes, mientras que el Ministerio intenta aumentar la producción, aunque es limitada

Día de balances con una triple ración de agua, resumida en un aviso del director técnico de la Confederación Hidrográfica del Segura, Rafael Belchí, quien declaró que exceptuando algunas zonas de la cabecera de la cuenca, el resto de la Región está en un estado «desértico extremo» debido a la ausencia de lluvias en el anterior año hidrológico, el segundo peor desde que existen registros. Con la sequía campando a sus anchas, la autoridad hidrológica, los regantes y los miembros de la Mesa del Agua, juntos y por separado, hicieron acopio de los caudales disponibles para los próximos meses: primero en el palacio de San Esteban, convocados por el presidente Sánchez, después en la Junta de Gobierno de los regantes del Trasvase, y por último en la sede de la CHS.

Con unos desembalses menguados de la cabecera del Tajo, los regantes de la zona del Trasvase se han tenido que echar en brazos de las desaladoras y de los pozos. El comisario de Aguas, José Carlos González, informó de que en las últimas semanas ha recibido centenares de peticiones para comprar caudales de las desaladoras y abrir pozos, al amparo del decreto de sequía. Las fábricas de agua tienen un límite de producción y muchos usuarios ya están haciendo cola. Ahora no habrá para todos. González pronosticó un escenario difícil porque la cuenca sigue en estado de «alerta». Almacena tan solo 252 hectómetros, once menos que la semana pasada. A este paso entrará en situación de emergencia, salvo que llueva y mucho.

El presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, manifestó que con los 60 hectómetros que se mandarán del Tajo hasta diciembre se garantiza el abastecimiento al «cien por cien», a la vez que representa «una ayuda muy importante» para el regadío del trasvase. Asimismo, subrayó la buena situación del regadío tradicional porque ha regado «con total normalidad, y diría yo que con generosidad», apostilló Ródenas, que volvió a pedir cautela para los próximos meses.

En el Campo de Cartagena, donde se han cerrado pozos y desalobradoras por la contaminación del Mar Menor, informó de que el organismo de cuenca está analizando más de un centenar de peticiones -concretamente 136- para la reapertura de sondeos. La CHS espera que se presenten más solicitudes y podría dar una respuesta a final de mes.

En el repaso a las desaladoras de Acuamed, la CHS informó de que la planta de Torrevieja ha incrementado el ritmo de producción, aunque tiene que esperar un año para alcanzar los 80 hectómetros. En Águilas se firmarán los convenios para incrementar su capacidad, mientras que en Escombreras -que promueve el Gobierno regional- se instalarán dos bastidores para alcanzar los 20 hectómetros anuales, parte de los cuales se destinarán en su momento al Campo de Cartagena.

Los pozos van por zonas. Los del sinclinal de Calasparra tendrán que esperar a primavera, cuando esté terminado el estudio ambiental que certifique la recuperación de los niveles de recarga. Otros sondeos de la cuenca están exentos de este trámite, dejando aparte los del Campo de Cartagena que llevan otro trámite.

La consejera de Agricultura, Adela Martínez-Cachá, que participó junto al presidente Sánchez en la reunión de la Mesa del Agua -la primera que se realiza en el palacio de San Esteban-, recordó que «a pesar de la peor sequía de las últimas series históricas se han podido poner en marcha 283 hectómetros» entre trasvase, desalación y recursos extraordinarios en el anterior año hidrológico», informa Efe. Consideró básico que se incremente la capacidad de las desaladoras.

El volumen de agua de riego utilizado por las explotaciones agrarias murcianas ascendió a 609 hectómetros en el año 2014, un 14,7% más que en 2013, el tercer mayor incremento por regiones. Usó un 4% del total nacional. Este porcentaje es el cuarto menor del país por comunidades autónomas, según el INE.