La Verdad

Hasta 250.000 euros de multa por dañar un árbol protegido

Ficus del jardín Floridablanca de Murcia.
Ficus del jardín Floridablanca de Murcia. / F. MANZANERA
  • La proposición de Ley sobre el Patrimonio Arbóreo contempla que serán infracciones administrativas muy graves, dañar, mutilar, deteriorar, arrancar o dar muerte a alguno de los 250 ejemplares catalogados cómo monumentales en la Región

Las personas que causen daños graves, arranquen o comercien con alguno de los 250 árboles monumentales catalogados en la Región de Murcia se enfrentarán a una sanción de hasta 250.000 euros, según estipula la proposición de Ley sobre el Patrimonio Arbóreo de la Región, que ha superado hoy el trámite de enmiendas.

La iniciativa presentada por el PP, y a la que se le han incorporado 39 de las 41 enmiendas de los cuatro grupos, contempla que serán infracciones administrativas muy graves, dañar, mutilar, deteriorar, arrancar o dar muerte a estos ejemplares, así como modificar física o químicamente el entorno de modo que se produzcan daños a los ejemplares.

También considera muy grave arrancar o trasplantar árboles protegidos, así como la tenencia de ejemplares arrancados y su comercio o transacción, por lo que el causante puede ser sancionado con entre 100.001 y 250.000 euros.

La ley protegerá y conservará los árboles de 36 especies que tengan uno o más de los siguientes requisitos: más de 200 años de edad, 30 metros de altura, 6 metros de perímetro de tronco o 25 metros de diámetro mayor de la copa, si bien también podrán incluirse otros promovidos por la consejería de Medio Ambiente o los plenos municipales.

Precisamente, estas dos administraciones ejecutarán las medidas directas o mediante ayudas para conservar los ejemplares situados en suelos públicos, mientras que los que se encuentren en terrenos privados, sus propietarios sólo estarán obligados a permitir el acceso a los agentes públicos acreditados para su control y vigilancia.

La proposición de Ley establece la creación de un órgano que estudie y gestione el patrimonio arbóreo monumental, así como un plan director que deberá ejecutar la consejería del ramo para coordinar, velar y supervisar los programas individualizados, las medidas de intervención y la puesta en valor más adecuadas a cada árbol.

Los propietarios podrán sacar un rédito económico del ejemplar mediante su cultivo, la recolección de sus frutos, la poda y su madera, así como para actividades educativas, científicas o ecoturísticas.

Tras la Comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua que ha debatido las enmiendas, el diputado Ciudadanos ha hecho especial hincapié en la necesidad de incentivar a los propietarios de los terrenos dónde están estos árboles, el 70 por ciento de los cuales está en suelo privado, para que sigan protegiéndolos.

Por su parte, el parlamentario del PP Jesús Cano ha incidido en que el espíritu de la norma, que será aprobada la próxima semana en la Asamblea Regional, es proteger este "patrimonio histórico y cultural" que tienen los municipios de la Región.

Desde la bancada de Podemos, María Giménez ha puesto el foco sobre la incorporación del catálogo de los ejemplares al texto de la ley, lo que permitirá su protección una vez se publique la norma sin necesidad de esperar al desarrollo reglamentario de la misma.

Finalmente, la diputada socialista Yolanda Fernández ha destacado el consenso que ha llevado el trámite parlamentario de una proposición de Ley que ha incorporado la petición de los socialistas de que se considere a un ejemplar como monumental también por su importancia histórica y paisajística, tal y como solicitaban las organizaciones ecologistas.