La Verdad

Despido improcedente por una orden confusa

  • El TSJ rechaza el recurso presentado por una empresa de reciclados que no aclaró correctamente la orden de trasladar al trabajador a una población valenciana

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha desestimado el recurso de una empresa de reciclados, que pedía la revocación de la sentencia que declaró improcedente el despido de un transportista porque no fue clara la orden de trasladarse a una población valenciana. La sentencia constató que la empresa hizo saber al demandante que a partir de una fecha debía incorporarse a su nuevo destino en Valencia, pero pese a ello continuó encargándole durante un tiempo actividades en Murcia. Ahora, la compañía deberá readmitirlo o abonarle una indemnización de 34.200 euros.