La Verdad

Desmantelan una banda que desvalijó varias casas vacías en una misma noche

  • La Guardia Civil arresta a cuatro presuntos miembros del grupo e imputa a un quinto, que estaba en prisión

La Guardia Civil ha logrado desmantelar una banda que presuntamente se encuentra detrás de, al menos, ocho asaltos a viviendas de una urbanización de la pedanía murciana de Corvera. Según informó el Cuerpo, el grupo era capaz de saquear varias casas en una misma noche. Los agentes han recuperado más de una tonelada de material eléctrico y metálico, numerosos electrodomésticos y herramientas, y útiles para la práctica del golf.

El Instituto Armado inició esta investigación en mayo, cuando tuvo conocimiento de una oleada de robos en la citada urbanización. Los investigadores enseguida se percataron de que los asaltos tenían características en común: tanto el 'modus operandi', como el botín que seleccionaban los ladrones.

Con estos indicios, la Guardia Civil centró sus pesquisas en las tiendas de compraventa de objetos usados y en los desguaces, donde podrían haber sido vendidos los electrodomésticos y los elementos de cobre, aluminio y hierro sustraídos de las viviendas. Los agentes lograron localizar numerosos electrodomésticos, útiles de golf, y material metálico y eléctrico que provenían de los robos en Corvera y, a través de los vendedores -personas sin antecedentes- llegaron a los presuntos miembros de la red.

Según informó el Cuerpo, los cuatro arrestados son personas relacionadas con círculos delincuenciales y uno de ellos, incluso, estaba siendo buscado por la justicia para su ingreso en prisión. La Benemérita imputó (ahora investigó) a un quinto componente de la banda que actualmente se encontraba en prisión por otros hechos. Otro de los miembros de la banda ha ingresado en prisión provisional tras declarar ante el juez.

Las pesquisas revelaron que el grupo había centrado sus golpes en la urbanización de Corvera y, principalmente, en viviendas deshabitadas en alquiler y equipadas.

Los arrestados, vecinos de Espinardo y Corvera, aprovechaban la ausencia de vecinos para presuntamente asaltar y desvalijar, incluso en una misma noche, varios inmuebles. El propio almacén de mantenimiento de la urbanización fue objeto de estos robos, mediante la práctica de un butrón.

Su objetivo principal era apoderarse del mayor número posible de objetos, como electrodomésticos, cableado eléctrico, ventanas, puertas, persianas y marcos de aluminio, así como todo tipo de enseres domésticos, que después vendían en comercios dedicados al sector. También se les atribuye la presunta autoría del robo en una nave industrial de Molina de Segura.