La Verdad

De Alba admitió a la Policía que limpió dos cubos de basura que Cuenca le dejó

  • Cuatro agentes de la Policía Nacional declaran que fue el dueño de las tierras donde aparecieron los cuerpos de Ingrid Visser y su marido el que lavó los barreños, y no su mujer, como había asegurado este

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Cuatro agentes de la Policía Nacional declararon ayer en la undécima sesión del juicio por el 'caso Visser'. Explicaron que Serafín de Alba les aseguró la noche del desenterramiento de los cadáveres que Cuenca le había dejado dos cubos de basura y que él mismo los lavó.

«Cuando estábamos buscando el lugar donde estaban los cadáveres enterrados, De Alba me comentó que Cuenca le había dejado dos cubos y que él mismo los había lavado», sentenció un agente. En 2013, De Alba manifestó que fue su mujer quien limpió esos barreños.

El letrado de De Alba, Fidel Pérez Abad, sostuvo que su cliente siempre se refirió a su esposa. Una agente le espetó: «No nombró en ningún momento a su mujer».