La Verdad

Los regantes tradicionales se rebelan contra el canon «excesivo» que les impone la CHS

  • Los tribunales dan la razón a los usuarios y obligan a la Confederación a devolver casi 6 millones de euros, lo cual desequilibra sus cuentas

La última reunión de la Junta de Explotación de la cuenca del Segura ha acentuado las tensas relaciones que existen entre los regadíos tradicionales y la Confederación Hidrográfica (CHS) por el pago del canon de regulación, que es una de las fuentes de ingresos del organismo de cuenca. Los huertanos consideran que esta tasa es muy elevada y que el esfuerzo económico debe estar repartido de otra forma con los regantes del Trasvase, la Mancomunidad de Canales del Taibilla y las empresas hidroeléctricas. Asimismo, sostienen que la CHS no les ha consultado para establecer este canon con el que se paga el mantenimiento y explotación de los embalses de la cuenca, junto a otras infraestructuras hidráulicas.

Reunión tensa

Los tribunales están dando la razón a los regantes tradicionales en los recursos presentados en los últimos años, de tal forma que la CHS tiene que devolverles casi 6 millones de euros recaudados indebidamente. La situación estalló el pasado viernes, cuando se puso sobre la mesa este conflicto que ha colocado en un aprieto las cuentas de la Confederación debido a la elevada suma que tiene que devolver. En lugar de ello, ha vuelto a requerir el pago del canon de años anteriores tratando de subsanar los errores.

El presidente de la Junta Central de Regantes Usuarios del Segura (Jucers), Isidoro Ruiz, indicó que han recurrido muchas comunidades de los regadíos tradicionales de las tres vegas, así como la Junta de Hacendados de Murcia. Ruiz explicó que el canon que les aplica la CHS «es excesivo» y que las llamadas tablas de equivalencia, que establecen lo que tiene que pagar cada colectivo por el uso de las infraestructuras hidráulicas, deben ser revisadas. Subrayó que los regadíos tradicionales tienen que afrontar ahora el 52% del canon de regulación, y que dicho porcentaje debe bajar al 27% o el 30% para ser equitativo. Indicó que los regantes del Trasvase Tajo-Segura abonan el 25%, la Mancomunidad de Canales del Taibilla el 20%, y las eléctricas el 1,75%. «Cada vez que baja agua se producen kilovatios, lo cual demuestra el reparto desproporcionado de este canon», comentó a modo de ejemplo.

El dirigente de los regantes subrayó que no se niegan a abonar el canon, pero pide que se haga «con justicia» y pagando lo que les corresponde. «Nos parece bien que se cuiden los pantanos y todos estamos por la labor, pero no de esta forma. Cada entidad debe pagar según el uso que haga de las infraestructuras».

Recordó que años atrás llegaron a abonar hasta el 80%, que se rebajó después al 52%, aunque lo siguen considerando una tasa elevada. Ruiz recalcó que han ganado hasta ahora todos los recursos presentados en los tribunales, pero que se han encontrado con que la Confederación Hidrográfica quiere reclamar lo que ha perdido en los juzgados. Se trata de seis millones de euros que tiene que devolver el organismo de cuenca desde el año 2010 para acá. Esa cantidad provocará un agujero en el presupuesto del organismo, que depende en gran parte de las tasas y precios público que cobra por diversos conceptos. Además del canon de regulación, recauda por la ocupación del dominio público hidráulico, los vertidos, las inspecciones de obras y las sanciones.

Menos trasvases

En el presupuesto de la Confederación Hidrográfica también influye la gestión por el volumen de agua trasvasada desde la cabecera del Tajo. Recibe el dinero de los regantes del Trasvase y lo transfiere a la Confederación Hidrográfica del Tajo en concepto de gastos de explotación del acueducto.

Isidoro Ruiz también considera una anomalía que la CHS no les consulte para determinar el canon y la tabla de equivalencia, algo que a su juicio también han tenido en cuenta los tribunales.

El presidente de la Junta de Hacendados de Murcia, Diego Frutos, coincidió con Isidoro Ruiz en que los recursos presentados están basados en el porcentaje del canon y en el hecho de que se han confeccionado sin contar con los miembros de la Junta de Explotación. Frutos considera que hay que crear una comisión de trabajo para elaborar una tabla de equivalencia que sea más justa y equitativa.

La Confederación Hidrográfica informó ayer de que otras comunidades de regantes están abonando el canon de regulación, y que aquellas que se muestran disconformes pueden presentar sus recursos y alegaciones. El presidente del organismo, Miguel Ángel Ródenas, asistió a la reunión del pasado viernes y pidió responsabilidad a los regantes que rechazan el canon. Aquellos replicaron que Ródenas debe atenerse a la legislación. También se comentó que este bloqueo podía afectar a la subsistencia de la CHS.

Reunión de la Mesa del Agua

Los regantes tienen hoy una cita doble. A mediodía están convocados a la reunión de la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica, la primera tras la finalización del año hidrológico, donde se hará balance de los recursos hídricos. Este foro está formado por los representantes de la Administración del Estado, así como de los usuarios (regantes, abastecimientos, usos energéticos y otros) y de Castilla-La Mancha, Andalucía, Comunidad Valenciana y Región de Murcia. Previamente, el presidente Pedro Antonio Sánchez ha convocado en el palacio de San Esteban a los miembros de la Mesa del Agua para hacer un repaso de las medidas que se están aplicando con el decreto de sequía.