La Verdad

Los patrones detenidos, en la Comisaría de Policía Nacional.
Los patrones detenidos, en la Comisaría de Policía Nacional. / LV

El juzgado manda a prisión a los patrones argelinos de dos pateras con 19 'ilegales'

  • La Policía Nacional logró detenerles después de que los sospechosos se hiciesen pasar por tripulantes para intentar evitar su inculpación

Se hicieron pasar por tripulantes, pero eran los patrones de las dos embarcaciones que tocaron tierra en la costa murciana. La Policía Nacional ha detenido a dos hombres de nacionalidad argelina, como presuntos encargados de tripular sendas embarcaciones en las que viajaban 19 inmigrantes ilegales que llegaron a Cabo de Palos el pasado 19 de septiembre.

Fuentes policiales informaron ayer en un comunicado de que es una «práctica frecuente» en este tipo de grupos criminales, que los responsables de las embarcaciones se mezclen entre el resto de inmigrantes para pasar desapercibidos y no ser identificados cuando son interceptadas las pateras. Además, estas personas son las encargadas de instruir a los inmigrantes sobre lo que deben decir a las autoridades españolas en caso de ser interceptados. De esta forma, si los patrones no son detectados logran ser devueltos a su país y salen impunes.

Cuando las dos embarcaciones fueron interceptadas en Cabo de Palos, la Policía Nacional y la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Cartagena procedieron a activar todos los protocolos para desenmascarar a los dos patrones. Los investigadores dirigieron las pesquisas hacia dos de los inmigrantes, que contaban con varias detenciones anteriores por su entrada irregular en territorio nacional, en patera, y por la costa murciana.

Las indagaciones posteriores determinaron que los dos sospechosos habían ejercido de patrón y se procedió a su detención. La Policía Nacional les puso a disposición de un juzgado de Instrucción de Cartagena, en funciones de guardia, como los presuntos autores de varios delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, así como otro por supuesta pertenencia a organización criminal.

Un 'billete' por 850 euros

El juzgado decretó su ingreso en prisión. Las citadas fuentes policiales explicaron ayer que los patrones guiaron las embarcaciones con una simple brújula y que afrontaron la travesía careciendo de cualquier elemento de seguridad mínimo, como chalecos salvavidas.

Cada inmigrante les pagó 850 euros para hacerse con una plaza en una de las pateras, a pesar de que no tenían garantías de llegar a tierra.