La Verdad

Indemnizan con 70.700 euros a los hijos de una mujer fallecida por un tumor sin detectar

  • El Tribunal dictamina que no se programaron a tiempo pruebas de diagnóstico, que se deberían haber realizado antes del primer ingreso pero ni siquiera se hicieron después

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región ha condenado al Servicio Murciano de Salud (SMS) a indemnizar con 70.765 euros, a través de su aseguradora, a los cuatro hijos de una mujer que falleció por un tumor de colon no diagnosticado a tiempo. La familia ha estado representada por Ignacio Martínez, abogado de la Asociación Defensor del Paciente.

J. A. G., de 72 años de edad, acudió en diversas ocasiones al Hospital Rafael Méndez de Lorca y al Virgen de la Arrixaca a principios de 2009 por diversos episodios de caídas, pérdida de apetito y peso, náuseas, vómitos, distensión abdominal y estreñimiento. El 27 de febrero fue de nuevo a urgencias con «el intestino paralizado», y los facultativos explicaron a la familia que «había que operar para saber qué le producía la obstrucción», relata la Asociación Defensor del Paciente. «Sin embargo, finalmente se adoptó una postura conservadora con aplicación de enemas». Se le dio el alta y «se propusieron pruebas para averiguar la causa de la suboclusión intestinal, ya que podía ser debida a un tumor».

Pero dichas pruebas ni se hicieron ni se programaron de urgencia, y la mujer ingresó cuatro días más tarde en el Rafael Méndez «con un fortísimo dolor en el abdomen». Fue intervenida y se encontró «un tumor del tamaño de una naranja en el colon descendente que le causó una perforación, peritonitis y un 'shock' séptico». Falleció en la UCI el 14 de marzo.

La sentencia dictamina que hubo una pérdida de oportunidad para la paciente, ya que no se programaron a tiempo pruebas de diagnóstico «entre las que se debían incluir la de sangre en heces». Dichas pruebas se deberían haber realizado antes del primer ingreso, el 27 de febrero, pero ni siquiera se hicieron después, pese a la suboclusión intestinal. De nuevo, se retrasaron en el tiempo, lamenta el tribunal.