La Verdad

Los directores de institutos lamentan la falta de profesorado en el inicio de curso

  • La asociación Ades critica el «abandono» de la enseñanza digital y los efectos derivados de la «precipitación» en la aplicación de la Lomce

La Asociación de Directivos de Centros Públicos de Educación Secundaria de Murcia (Ades) hizo público ayer un informe que ha elaborado sobre el inicio de este curso escolar y en el que denuncia múltiples deficiencias, entre ellas varias vinculadas al nuevo sistema de cupo de profesorado, al despliegue de la enseñanza digital y la aplicación de la Lomce.

La asociación remarcó que el sistema de cupos de profesorado «adolece de problemas importantes y de difícil solución si no se lleva la prueba extraordinaria a los últimos días de junio». Ades aseguró, asimismo, tener constancia de que «se han iniciado las clases con falta de profesorado en la gran mayoría de nuestros centros» y recriminó a la Administración que presumiera de un inicio de curso ejemplar sin recabar la opinión de los diferentes centros.

La organización puso el énfasis, además, en el ámbito de este nuevo sistema, en «las mal llamadas asignaturas afines, así como en las horas dedicadas a educación compensatoria, que se han convertido en el recurso habitual para completar horarios del profesorado y evitar su desplazamiento». Una solución que, recalcó Ades, «va en claro detrimento de la calidad de nuestra educación pública».

La asociación, en su informe, lamentó también el «abandono» del programa de enseñanza digital por parte de la Administración. «No pueden coexistir en un mismo grupo alumnos con el libro tradicional con alumnos con contenidos digitales», remarcó. «No se han respetado las ratios prometidas en su momento y la organización de estos grupos es un caos, llevando a los centros que no disponen de 30 alumnos por grupo a no implementar el programa».

Otro factor que, considera Ades, condicionó negativamente la organización del curso escolar fue el proceso de implantación de la Lomce. Este, remarcó, «sigue manifestando los inconvenientes derivados de la precipitación en el mismo, con tardanza excesiva en la publicación de la normativa de desarrollo que impide la adecuada planificación, así como las deficiencias en el contenido de la misma, que nos colocan con frecuencia en situaciones de desconcierto».

La asociación denunció, asimismo, que «los distintos programas de gestión en que ha acabado sosteniéndose el funcionamiento del sistema han redundado en la acumulación de problemas, al no haber sido adaptados a tiempo a los precipitados cambios normativos».

En el ámbito de la Formación Profesional, Ades subrayó que «nuestra oferta pública de estas enseñanzas continúa estando muy por debajo de las demandas en un buen número de familias profesionales, cuyos ciclos presentan largas listas de espera». La Administración, incidió, «debería garantizar el acceso a estos estudios de aquel sector de población sin recursos para obtener una formación que determinará su futuro profesional y social».

Además, concluyó la asociación, «continúa el progresivo recorte en las dotaciones de este personal».