La Verdad

Los institutos quieren adelantar a final de junio la 'repesca' de septiembre

Alumnos del IES Miguel Espinosa realizan un examen de diagnóstico.
Alumnos del IES Miguel Espinosa realizan un examen de diagnóstico. / V. VICÉNS / AGM
  • Los directores defienden que el nuevo calendario, que también estudia Madrid, ha mejorado las tasas de fracaso en Secundaria en Navarra, Cataluña y Cantabria

El debate para el adelanto a finales de junio de los exámenes de 'repesca' de septiembre marcará el arranque de curso en Secundaria y Bachillerato. Después de que la propia Consejería de Educación planteara la opción el pasado octubre, ahora lo han propuesto los directores de los institutos.

El nuevo calendario, que se aplica ya en otras comunidades y que está en estudio en Madrid, propone que los estudiantes de Secundaria y Bachillerato reciban su boletín de notas con la evaluación final del curso los primeros días de junio, después de haber completado los exámenes finales en las semanas previas. Quienes hayan suspendido, tendrán una segunda oportunidad de examinarse dos semanas después, a finales de junio, para remontar el suspenso. Los centros organizarían dos semanas de clases de refuerzo y apoyo para quienes las necesiten, con sus propios profesores. Los exámenes de 'repesca' se celebrarían justo a continuación, sin esperar dos meses. Así, las calificaciones definitivas del curso se las llevarán a final de junio, ya que ese segundo examen sustituiría a la tradicional convocatoria de septiembre, que se suprimiría.

La modificación implica también el adelanto de la fecha de inicio de curso, que se fijaría en los primeros días de septiembre, y no en la segunda semana como ocurre en la actualidad. La Universidad de Murcia, como la mayoría de los campus españoles, ya reordenó sus convocatorias de exámenes a un calendario similar hace años; suprimió septiembre, fijó la convocatoria extraordinaria en los últimos días de junio y adelantó el comienzo de curso a los primeros días de septiembre.

El adelanto de los finales tiene beneficios claros de carácter organizativo para los docentes y directores de los centros, que se van de vacaciones con los grupos prácticamente cerrados, sin tener que estar pendientes de los cambios a que obligan los repetidores que no superan la 'repesca' de septiembre. Para los alumnos, insisten los directores de los institutos murcianos, no tendrá consecuencias negativas por disponer de menos tiempo para estudiar, sino «al contrario. En este caso, la inmediatez es una ventaja, salvo para aquellos que lo han suspendido casi todo, pero estos muy rara vez promocionan o titulan en septiembre», insiste el presidente de la Asociación de Directivos de Educativos Públicos de Secundaria de la Región (Ades), Raimundo de los Reyes, quien el viernes trasladó su demanda a la consejera de Educación. El representante de los directores está convencido de que los estudiantes que han tenido dificultades en materias concretas, «en dos semanas tienen tiempo de remontarlas. Y el que ha suspendido muchas materias, en septiembre no suele aprobarlas», sostiene De los Reyes, quien asegura que en ese último caso «es más que frecuente que no se presenten o dejen el examen en blanco». Para los directores, el adelanto de la 'repesca' repercute también en la mejor conciliación familiar, ya que los estudiantes no 'arrastran' los libros todo el verano condicionado las vacaciones del resto de la familia. Los resultados del cambio del calendario escolar, defiende De los Reyes, son halagüeños: «En Navarra, donde ya se aplica, ha aumentado la tasa de aprobados». También Cataluña y Cantabria aplican ese sistema, y la Comunidad de Madrid lo estudia para este curso.

La Consejería de Educación, que el pasado curso impulso el cambio pero lo echó atrás por la falta de acuerdo inicial, esta abierta a replantear el debate. «Si hay consenso no pondremos problemas a la implantación del nuevo calendario, pero no se adoptarán ese tipo de decisiones sin el acuerdo de los padres», destacaron ayer fuentes de la Administración regional. Las familias, por su parte, tampoco ponen pegas de inicio al debate, pero reclaman estudios en profundidad sobre los resultados logrados en otras comunidades. También pide que se recabe la opinión de los propios estudiantes, de entre 12 y 18 años.

Retrasos en los pagos

Por otra parte, en su encuentro con la consejera, los directores de Secundaria se quejaron de que la asignación recibida hasta la fecha por los institutos de la Consejería de Educación «apenas permite pagar las facturas del agua y la luz», demandaron a la Consejería de Educación, indignados porque hasta la fecha solo han recibido el 25% de su presupuesto. La Administración regional les prometió tras el encuentro que el abono del 50% del total se realizará antes de septiembre.