La Verdad

Rechazan el recurso de Antonio Alvarado porque «pudo intervenir en el cambio urbanístico»

  • El Juzgado explica que «no se investiga quién ideó la modificación, sino quién utilizó la misma para tratar de revestir de cobertura legal el propósito de conferir a los espacios protegidos la consideración de sistemas generales de espacios libres»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El Juzgado de Instrucción de Murcia que investiga el 'caso Novo Carthago', de presunta construcción en una promoción urbanística sobre terrenos protegidos junto al Mar Menor, desestimó el recurso presentado por el exdirector general de Calidad Ambiental de la Comunidad Autónoma, Antonio Alvarado.

Para el Juzgado, lo que se investiga en este caso no es quién ideó la modificación urbanística para hacer viable el proyecto promovido por la empresa Hansa Urbana, "sino quién utilizó la misma para tratar de revestir de cobertura legal el propósito que se perseguía de conferir a los espacios protegidos la consideración de sistemas generales de espacios libres susceptibles de aprovechamiento urbanístico".

En su recurso, Alvarado solicitó que fuese revocada una providencia del anterior instructor por la que se le denegó la solicitud que había planteado de recabar diversa documentación a la Asamblea Regional.

En concreto, pidió el envío de todo lo referido a los debates tenidos en la Asamblea Regional previos a la aprobación en 2004 de la ley de modificación de la Ley del Suelo de la Región de Murcia, con inclusión de los debates en Comisión y en el Pleno, así como los informes jurídicos y dictámenes que pudieran existir, así como el origen de la proposición de ley.

El recurrente sostuvo en su apelación que esa documentación era necesaria para determinar si se le podía atribuir a él o a otra persona la autoría sobre la modificación de la Ley del Suelo que permitió considerar los espacios naturales como sistemas generales.

El auto dice que el juez instructor "ha de rechazar la práctica de pruebas o diligencias de investigación que sean impertinentes, inútiles, dilatorias o intranscendentes a lo que es la fase de instrucción".

"En el presente caso -dice la resolución judicial-, la diligencia que se solicita no se considera necesaria, ni útil, pues no consta que se le haya imputado la autoría de la modificación de la Ley del Suelo de la Región de Murcia".

Y añade que en los informes del fiscal lo que se considera es que Alvarado "fue uno de los principales responsables de la forzada interpretación por la que se extiende la calificación de sistemas generales a los espacios naturales protegidos, más allá de lo autorizado por dicha reforma". El auto indica que con la interpretación que se hizo lo que se pretendía "era conseguir el objetivo finalmente pretendido: el de autorizar el campo de golf de Novo Carthago, que era inviable desde su inicio, al estar proyectado sobre un espacio de enorme riqueza medioambiental, reconocido y protegido incluso a nivel europeo".