La Verdad

La Consejería continúa las actuaciones «para conseguir el vertido cero al Mar Menor»

  • Las obras requieren una inversión de 1.264.913 euros y tendrán un plazo de ejecución de ocho meses

La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente adjudicó las obras de construcción del depósito de laminación de avenidas del parque José Luis de los Ríos Martínez, en San Pedro del Pinatar. Esta actuación forma parte del 'Plan de vertido cero al Mar Menor', que cuenta con un presupuesto de 1.264.913 euros y un plazo de ejecución de ocho meses.

El objetivo de las obras es la captación y almacenamiento de agua de lluvia, lo que evitará la contaminación de las playas y las aguas del Mar Menor de Lo Pagan y Santiago de la Ribera, así como la inundación de edificios por las escorrentías superficiales de las calzadas.

El Plan de vertido cero al Mar Menor contempla la construcción de un total de 21 depósitos de laminación, también llamados tanques de tormentas, en el entorno de la laguna. Ya están finalizados los de Santiago de la Ribera, Los Alcázares, Los Urrutias, la Calle Bernal de San Javier y se encuentra en ejecución el de Lo Pagán.

Asimismo, se inició la redacción de los proyectos de los depósitos de Los Nietos, Islas Menores-Mar de Cristal, Playa Honda y Los Cubanitos. Quedan pendientes los de El Carmolí, La Gola (La Manga), un segundo depósito en Los Nietos; así como tres más en Los Alcázares, otros dos en San Javier y dos más en San Pedro del Pinatar.

Estas actuaciones evitarán el vertido a la laguna de un volumen anual aproximado de entre 1.000.000 y unos 2.500.000 metros cúbicos de aguas de lluvia, con un alto contenido de sólidos en suspensión (entre 1.500 y 2.000 mg/l), que provocan contaminación en las playas y aguas costeras cercanas a las urbanizaciones.

Aspectos técnicos

Estas obras del depósito de laminación de avenidas en San Pedro del Pinatar comprenden la construcción de un colector principal de 455 metros de longitud de PVC corrugado, de diámetros 600 y 800 mm, que llega hasta una arqueta donde se une al colector general existente de 1.000 mm. De esta arqueta sale el tramo final del colector principal de 238 metros de tubería de PVC corrugado de 1.200 mm de diámetro.

También se ha proyectado un colector secundario, de 230 metros de longitud, de 500 mm de diámetro, que recogerá las aguas al sur del mencionado depósito.

Ambos colectores se unirán para llegar a la arqueta-arenero de entrada al depósito. Este consiste en un vaso de hormigón armado, proyectado con muros-pantalla, de planta rectangular de 39,40 por 22,10 metros y 5,50 metros de profundidad, cubierto con una losa igualmente de hormigón armado. Cuenta con dos módulos simétricos y cada uno de ellos está dividido a su vez en otros tres módulos iguales de 6,67 metros de ancho y 18,88 de largo. El volumen útil total es de unos 3.400 metros cúbicos. En cada módulo irá instalada una bomba sumergida eyectora para limpieza del depósito de 9 kw de potencia.

En la pared este del depósito se ha proyectado el aliviadero de salida del agua, que únicamente funcionará cuando la tormenta supere las previsiones de llenado. De este parte una tubería de 800 mm de diámetro de PVC y de 136 metros de longitud que descarga en un pozo de registro del colector general existente de 1000 mm.

El vaciado del depósito se realizará mediante dos bombas de 1,3 kw alojadas en los módulos, que llevan el agua mediante una conducción de 90 metros de longitud de PVC de 400 mm de diámetro a la red de aguas residuales, una vez acabado el episodio de tormenta.

El proyecto incluye también las instalaciones eléctricas necesarias para el correcto funcionamiento, imbornales de captación de aguas superficiales, así como la jardinería y la urbanización de la parcela y la reposición de los servicios afectados.