La Verdad

Los regantes esperan agua antes de que se sellen los vertidos al Mar Menor

  • Los directivos del Ministerio no vendrán a Murcia a dar soluciones y en su lugar convocan la reunión hoy en Madrid

Los directivos del Ministerio de Agricultura no vendrán a Murcia a ofrecer soluciones a los regantes del Campo de Cartagena, soliviantados por la orden de cierre de las conducciones de salmuera. Serán estos los que tengan que desplazarse hoy a Madrid para reunirse con la directora general del Agua, Liana Ardiles. Han sido citados los responsable de Coag y de Fecoam, junto con miembros de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y de la Consejería de Agricultura, que estará representada por el director general del Agua, Andrés Martínez.

La reunión se pensaba celebrar en la Delegación del Gobierno, pero desde el Ministerio han preferido que se haga en Madrid. No estarán el secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, ni la consejera Adela Martínez-Cachá, ya que han querido darle un carácter «muy técnico» a la reunión, apuntaron diversas fuentes. El compás de espera marcado no durará mucho porque el Ministerio está decidido a acabar con los vertidos, máxime después de las diligencias abiertas por la Fiscalía por delito ambiental en el Mar Menor.

Liana Ardiles fue vicepresidenta del Consejo de Administración de Acuamed en la época en la que se cometieron las supuestas irregularidades por parte de la llamada 'trama del agua'. Hasta ahora ha sobrevivido a la investigación, que sin embargo se llevó por delante a Federico Ramos, que fue secretario de Estado con Soraya Sáenz de Santamaría y antes con Arias Cañete. La Fiscalía del TSJ podría apuntar al Ministerio y a la Confederación si encuentra indicios.

El Ministerio pretende que los agricultores no se pongan delante de las máquinas, como sucedió el pasado lunes, y considera que la solución debe ser global; que no es otra que la construcción del gran colector cuyo proyecto se licitó el año pasado pero que está paralizado en estos momentos, pendiente de adjudicación. El presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, ha estado recibiendo instrucciones estos días por parte de sus jefes del Ministerio. El requerimiento de la consejera Martínez-Cachá instando al inminente cese de los vertidos a la rambla del Albujón ha provocado un choque entre ambas instituciones, aunque la actuación emprendida por el fiscal se ha impuesto sobre el tira y afloja entre Murcia y Madrid.

Todas las partes implicadas creen que la situación iba a estallar de un momento a otro. Los agricultores esperan que el Ministerio les ofrezca hoy una solución que haga compatible el cese de los vertidos con el agua que necesitan para atender sus cultivos, en especial las 12.000 hectáreas de árboles en plena producción. La Consejería y el Ministerio han analizado varias opciones en las últimas horas, como el intercambio de caudales de las desaladoras y de la cuenca del Segura. Si se envía más agua del Tajo (los 38 hectómetros que corresponden este mes) se podría aliviar en parte la situación.