La Verdad

La patronal da un voto de confianza a Rivera, pero no aceptará más retrasos

vídeo

Una familia feliz. El consejero Pedro Rivera posa con su mujer, María Jódar, y sus hijas Blanca y María, tras tomar posesión. :: / VICENTE VICÉNS / AGM

  • El nuevo consejero de Fomento asegura que será reivindicativo en Madrid y anuncia el inminente concurso para explotar el aeropuerto

Pedro Rivera es un abogado -ahora político- del que hablan bien todos aquellos que le conocen. La primera pregunta a bocajarro, en su estreno en la sala de prensa, fue si el día antes se había replanteado tomar posesión debido a la revuelta situación política. Dijo que no; que cumplirá con el reto que le ha puesto Pedro Antonio Sánchez para dirigir el acorazado de la Consejería de Fomento. Confirmó que no piensa hacer cambios en el equipo actual, y que escuchará y se reunirá con todos los colectivos, incluida la Plataforma Pro Soterramiento del AVE.

Rivera concitó al mundo de la abogacía en su toma de posesión, que fue asimismo de despedida de su antecesor Francisco Bernabé, la otra persona en la que también «confía plenamente» el presidente, aunque le aguardan otros menesteres en Madrid. En el acto no se vio a los dirigentes de la oposición; y sí a la presidenta de la Asamblea, Rosa Peñalver. Los tambores de la 'trama Púnica' que aturden al presidente dieron un plus de actualidad al acto.

Sánchez declaró que su Gobierno se está «dejando la piel para que la Región sea más». Los empresarios le han dado «un voto de confianza» a Rivera, que está emparentado con una rama de los ingenieros de Caminos. El presidente de la patronal, José María Albarracín, indicó que sería injusto no darle un plazo de tiempo, como se hizo con sus antecesores. Combinó el sosiego con la incertidumbre, debido a los consejeros que han desfilado en los últimos años por un departamento tan importante. «Confiamos en el diálogo y en tener un interlocutor válido con Pedro Rivera. Es joven y viene con fuerza. En pocos días retomaremos los proyectos para que no se paralice la hoja de ruta. No vamos a permitir ningún retraso», apostilló Albarracín.

Pendiente de aterrizar

El nuevo consejero comentó que tendrá que aterrizar para conocer en detalle algunos proyectos, como la variante de Camarillas. Indicó que el aeropuerto de Corvera es una «prioridad» y que se está trabajando en la elaboración de los pliegos de condiciones que regirán el concurso. Comentó que «la licitación dará comienzo en breve», aunque consideró prematuro dar fechas. Alabó el trabajo de su antecesor, por haber dejado encauzados los grandes temas en el año y medio que estuvo al frente. Asimismo, dejó claro que junto con el equipo «extraordinario» que le va a apoyar mantendrá «la reivindicación ante Madrid de las infraestructuras que Murcia necesita para poder salir de ese déficit en infraestructuras que hemos vivido», en especial en sus relaciones con Aena y Adif, las sociedades estatales con las que más hay que bregar.

Comentó que el AVE «tiene que llegar a Murcia, Lorca y Cartagena porque se necesita una conexión ferroviaria del siglo XXI». Del mismo modo, advirtió de que «estamos en un momento clave para culminar la variante de Camarillas». En la lista de obras en marcha y pendientes incluyó el tramo Jumilla-Yecla, el nudo de Ikea, el Reguerón y la 'autovía del bancal'. «Es importante también que el Mar Menor cuente con las infraestructuras que merece, y continuar impulsando la vivienda y el sector náutico», dijo. Su primera visita es a Lorca.