La Verdad

Los ataques a la libertad religiosa aumentan en la Región en 2015

  • El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia afirma que «las manifestaciones públicas de los creyentes son elementos constitutivos del pueblo y deben respetarse independientemente de la ideología del partido gobernante»

Los ataques a la libertad religiosa se incrementaron en 2015 en la Región de Murcia, al igual que en Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Canarias, Baleares, La Rioja, Madrid, Melilla, Navarra, País Vasco y Comunidad Valenciana, mientras que se han reducido en Asturias y Galicia.

Así se desprende del informe 'Ataques a la libertad religiosa en España' que elabora anualmente el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC), que refleja que España registró en 2015 un total de 187 ataques a la Libertad Religiosa, más del doble que el año anterior, cuando se produjeron 91.

Concretamente, el estudio recoge tres casos de violencia contra personas por confesar una religión; 36 agresiones contra lugares de culto; 16 actos de vejación a las personas por creer en una religión; 33 casos de escarnio a la religión; y 99 casos en los que se margina la religión de la vida pública.

Con respecto al año 2014, se multiplicaron por cuatro las agresiones contra lugares de culto; se triplicó la violencia física contra los creyentes y las vejaciones a personas que profesan una religión; se multiplicaron por dos los escarnios a la religión y crecieron en un 55% los casos en los que se margina la religión de la vida pública, unos datos que los autores del informe califican como "muy preocupantes".

Por confesiones, el estudio revela que de los 187 ataques, 160 se dirigieron contra los cristianos, es decir, el 86% de todas las agresiones. Concretamente, 22 ataques tuvieron como objeto todas las confesiones cristianas y fueron, principalmente, ataques contra el crucifijo o la fiesta de la Navidad, mientras que 136 se dirigieron contra los católicos, y otros dos contra cristianos de otras confesiones.

Respecto a otras religiones, ocho de los ataques se dirigieron contra musulmanes y siete tuvieron como objetivo los judíos. Las doce agresiones restantes se consideran contrarias a todas las religiones "al querer imponer un laicismo radical que intenta eliminar a las religiones del ámbito público", según precisan los autores.

El informe recopila y clasifica las noticias aparecidas durante 2015 en los medios de comunicación, así como información obtenida de las páginas web del Congreso de los Diputados, del Senado y de los Parlamentos autonómicos. También se incorporan hechos relatados y contrastados aportados por colaboradores del OLRC.

Laicisimo impulsado por los políticos

Para la presidenta del OLRC, María García, las conclusiones del estudio reflejan que la libertad religiosa está "amenazada" y que "el miedo a manifestar las propias creencias crece debido a los diferentes tipos de ataques: desde vejaciones a la persona hasta violencia contra el creyente o los lugares de culto".

Además, García denunció que en 2015 la sociedad asistió a "una verdadera ofensiva" contra los símbolos religiosos cristianos, particularmente contra el crucifijo, por parte de "determinados partidos políticos".

"En no pocos municipios se ha desencadenado una obsesiva batalla por desterrar este símbolo de los espacios y actos públicos. También han aumentado los casos de prohibición de asistencia a actos religiosos de responsables municipales, tendencia que continua en 2016", advirtió.

Por ello, la OLRC recordó a los representantes políticos que "las creencias forman parte de la identidad de las sociedades" y que las manifestaciones públicas de los creyentes son "elementos constitutivos del pueblo y deben respetarse independientemente de la ideología del partido gobernante".